Israel abre compuertas de sus presas y desata una inundación en la Franja de Gaza

Un palestino lleva en brazos a dos niños durante la evacuación en el poblado de Al-Moghraga (Reuters - Ibraheem Abu Mustafa)
Un palestino lleva en brazos a dos niños durante la evacuación en el poblado de Al-Moghraga. / Reuters - Ibraheem Abu Mustafa

Luego de intensas lluvias que tuvieron lugar en los últimos días, Israel abrió las compuertas de presas de agua que desencadenaron una inundación en la vapuleada Franja de Gaza.

Israel abre compuertas de sus presas y desata una inundación en la Franja de Gaza

Luego de intensas lluvias que tuvieron lugar en los últimos días, Israel abrió las compuertas de presas de agua que desencadenaron una inundación en la vapuleada Franja de Gaza.

El Ministerio del Interior de Gaza emitió un comunicado informando de la evacuación de un centenar de familias del Valle de Gaza por una inundación que alcanzó los tres metros de agua, tras la apertura de esclusas del lado de la frontera bajo control israelí.

Los evacuados fueron alojados provisoriamente en los campos de refugiados de Al-Bureij y en el barrio de Al-Zahra, ubicado en el centro de Gaza, ambos administrador por la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina UNRWA).

La presas montadas por Israel han sido repudiadas por los palestinos ya que es el instrumento que priva a Gaza de su único recurso hídrico para sustentar sus cultivos y para abastecer a la población, algo repetido también en Cisjordania.

Muhammad al-Midana, portavoz del servicio de protección civil de Gaza advirtió de que si Israel abre más compuertas, la situación puede salirse de control por la gran velocidad en que corre el agua por el valle hacia el Mediterráneo.

En diciembre de 2013, en medio de graves inundaciones que afectaban a la Franja de Gaza, Israel también había abierto las compuertas de las presas. La situación también se había repetido en 2010.

La situación humanitaria en Gaza es una auténtica catástrofe. Las inundaciones de las últimas semanas, provocadas por tormentas e intensas nevadas, sumaron miles de evacuados a los 110 mil palestinos que perdieron sus hogares tras la última ofensiva israelí del año pasado, que dejó unas 2.400 víctimas directas, en su inmensa mayoría civiles.

Además, el bloqueo israelí impidió el ingreso de material para reconstruir la gran cantidad de edificios arrasados por los bombardeos, y por falta de financiación fueron suspendidas las obras que debía realizar las Naciones Unidas.

Los habitantes de la Franja de Gaza apenas tienen suministro de energía eléctrica un par de horas al día, prácticamente no hay servicio de agua potable y los hospitales y centros de atención médica no reciben los insumos necesarios para atender a la población.

Israel abre compuertas de sus presas y desata una inundación en la Franja de Gaza
Comentarios