Enrique Peña Nieto tensa la cuerda y volverá a reunirse con Donald Trump

Enrique Peña Nieto. / noticierostelevisa.esmas.com
Enrique Peña Nieto. / noticierostelevisa.esmas.com

Con la economía de su país a la deriva, al presidente mexicano no le queda otra que buscar reunirse con su homólogo de Estados Unidos para encontrar nuevas vías diplomáticas.

Enrique Peña Nieto tensa la cuerda y volverá a reunirse con Donald Trump

Hace unos meses lo recibió en la Ciudad de México y la visita le costó la furia de su país. Tuvo que expulsar a Luis Videgaray, uno de sus hombres de confianza y el encargado de concertar la cita con el empresario. Ahora, Enrique Peña Nieto ha anunciado que volverá a reunirse con Donald Trump, pues ya no sólo es el mismo disparatado e insultante candidato a la presidencia que era hace unos meses, sino también el elegido para ocupar la presidencia más importante del mundo. Eso sí, como medida preventiva el protocolo de la nueva junta no será tan improvisado como el de agosto.

Cada uno enviará un equipo de negociación para establecer una agenda de seguridad y cooperación, así como un inciso más al que Peña Nieto denominó "prosperidad" y que según las especulaciones se refiere a las temibles negociaciones económicas. Una vez se haya establecido la agenda, ahora sí, los dos se verán nuevamente las caras.

El plan no parece dejar lugar a ambigüedades, pero hace falta ver cómo reciben en México la decisión de su jefe del Ejecutivo Federal. Desde que iniciase su campaña, Trump nunca se ha inmutado en burlas e insultos hacia los mexicanos. Les ha llamado criminales, violadores y otros tantos calificativos que cayeron muy pesado en su vecino del Sur y en los mexicanos que residen en tierras norteamericanas. Aparte de eso, amenazó con fortalecer la frontera y construir un muro en el paso entre los dos países, por el que avisó que serían los mismos mexicanos los que lo pagarían y constuirían. Su figura se convirtió en la más odiada de un país que no es el suyo y, como ya se dijo, su presencia en aquellas tierras mandó a Videgaray, exministro de Hacienda, a la guillotina.

A estas alturas, y con el panorama tan dibujado como borroso, volverán a encontrarse. "Somos aliados, vecinos y socios; si a México le va bien también a Estados Unidos y viceversa. Hay lazos inseparables entre ambos países", aseguró el mandamás mexicano. Consciente de que estará metiendo sus manos al fuego, el presidente prometió defender los intereses de los mexicanos que residen en los dos países. "Me entregaré con toda mi capacidad a ello", prometió. No es mucho consuelo tampoco.

Tras conocerse los resultados del 8 de noviembre, el temor se ha apoderado de todo México. El país entero espera la llegada de una nueva crisis histórica, esta probablemente incomparable a las demás. Pero tal vez lo más alarmante es que el triunfo de Trump es el triunfo de un discurso de odio y división. El peso mexicano ha alcanzado sus mínimos históricos y el Banco de México se reúne con importantes gobernantes de su país para pensar en cómo evitar un derrumbe desproporcionado. El efecto Trump se mueve en los mercados de forma sigilosa y temen que muerda de forma súbita al primero que encuentre a su paso. @hmorales_gt

 

Enrique Peña Nieto tensa la cuerda y volverá a reunirse con Donald Trump
Comentarios