El día después del 21-D: ¿Qué podría pasar luego de las elecciones catalanas?

Bandera de Cataluña. / Ara.cat
Bandera de Cataluña. / Ara.cat

Algunos expertos barajan cuatro posibles escenarios: un gobierno mixto, un gobierno independentista, un Parlamento bloqueado o un bloque constitucional. Te explicamos con detalle cada opción.  

El día después del 21-D: ¿Qué podría pasar luego de las elecciones catalanas?

El esperado 21-D ha estado enmarcado por una pila de hipótesis. Los sondeos publicados en las últimas semanas lejos dar de dar una pista concreta sobre los posibles resultados de las elecciones autonómicas en Cataluña, han abierto la puerta a la incertidumbre, al tiempo que prevén un panorama complicado para la formación de un nuevo Gobierno.

Hay muchas opiniones encontradas respecto al asunto. La comunidad internacional mira desde afuera y también se ha atrevido a lanzar sus predicciones. En ese sentido, la agencia canadiense de calificación de riesgo Dominion Bond Rating Service (DBRS) ha decidido apostar a la continuidad, con menor intensidad, del conflicto catalán, incluso después de las elecciones. Además, plantea cuatro escenarios posibles:

1. Gobierno mixto

La agencia apunta en primer lugar hacia un gobierno conjunto, donde comulguen a la par los partidos separatistas y unionistas. "Las tensiones políticas y la incertidumbre se aliviarían en el corto plazo, pero la formación del Gobierno podría resultar un desafío y la estabilidad podría estar en una situación muy precaria", indica la publicación citada por el diario económico español Expansión.

Asimismo, los analistas sostienen que, desde su punto de vista, la participación de algún partido no independentista en el Ejecutivo dejaría condicionada la declaración unilateral soberanista. "CBRS esperaría que los partidos separatistas (y su electorado) permanecieran comprometidos con la independencia de la región, pero que se concentraran en un horizonte de tiempo más lejano", agrega el informe.

2. Gobierno independentista

En la segunda línea destaca una formación de Ejecutivo partiendo de un hipotético triunfo de los partidos independentistas. En este punto queda claro que las posiciones separatistas se fortalecerían y la incertidumbre política no solo seguiría sobre la mesa, sino que se intensificaría.

Sin embargo, la DBRS tiene una visión clara en el caso de que este escenario se hiciera realidad: es poco probable que dicho Gobierno continuara buscando la independencia unilateral después de las elecciones.

En el otro extremo, resulta más posible que los triunfadores se centren en la celebración de un referéndum vinculante (que supondría un cambio en la Constitución y la amnistía de los líderes separatistas procesados). La agencia plantea que si la CUP integrara esta coalición podría desafiar unas previsibles posiciones más moderadas de ERC y JxC.

Para concluir, la DBRS subraya que en este escenario la posición del Ejecutivo central jugará un papel determinante para desbloquear la situación. "Si los separatistas refuerzan su mayoría en el Parlamento regional y el Gobierno central no está dispuesto a ofrecer ninguna medida paliativa, los separatistas podrían finalmente recurrir al camino unilateral", advierte la DBRS. "Además, esto podría desencadenar una crisis política a nivel nacional y aumentar el riesgo de elecciones rápidas en España", añade, al tiempo que define este supuesto como "altamente improbable".

3. Parlamento bloqueado

El tercer escenario augura un panorama mucho más oscuro. La agencia canadiense no entierra la posibilidad de un Parlamento en punto muerto, como consecuencia de unos resultados extremadamente apretados. Esto podría conducir incluso a la posibilidad más extrema: la repetición de las elecciones. Y con ello, por supuesto, viene una nueva época de incertidumbre hasta la siguiente ronda electoral.

4. Bloque constitucional

Se produciría si los partidos constitucionalistas logran la mayoría absoluta en el Parlament y deciden cerrar filas para formar una coalición. "Las tensiones descenderían significativamente, pero las negociaciones para conformar un Gobierno supondrían un gran reto. Cualquier coalición o Gobierno minoritario dirigido por un partido constitucionalista probablemente requeriría el apoyo de CeC. Sin embargo, esto podría resultar difícil dada la resistencia del CeC a formar un Gobierno con el PSC y C's", afirma la agencia. Las cartas están echadas y solo queda esperar que el tiempo -y los votos- hablen. @mundiario

El día después del 21-D: ¿Qué podría pasar luego de las elecciones catalanas?
Comentarios