Chile vuelve a girar a la derecha con la victoria de Piñera

Sebastián Piñera y su esposa, Cecilia Morel./ @sebastianpinera (Twitter)
Sebastián Piñera y su esposa, Cecilia Morel./ @sebastianpinera (Twitter)

El progresista Guillier no logró captar los votos del izquierdista Frente Amplio. Guillier trató de convertir la elección en un plebiscito a Piñera

Chile vuelve a girar a la derecha con la victoria de Piñera

Sebastián Piñera logró una victoria muy clara sobre el socialdemócrata Alejandro Guillier en las elecciones en Chile, por lo que dirigirá de nuevo el país austral por cuatro años. Tal como indica El País, logró más de nueve puntos de diferencia, muy por encima de lo esperado. Su rival progresista, que no logró atraerse a ese 20 % de chilenos que apoyaron en primera vuelta al izquierdista Frente Amplio, admitió que era una "derrota muy dura" y llamó a "reconstruir el progresismo".

Guillier perdió incluso en su región, Antofagasta. Además, trató de convertir la elección en un plebiscito a Piñera, uno de los hombres más ricos del país, y movilizar el voto anti-derecha, pero no lo logró. Piñera logró muchos más votos que en la primera vuelta y le llegaron de todos los frentes, incluidos algunos que apostaron por Beatriz Sánchez, la candidata del Frente Amplio. Las encuestas, que apuntaban un empate técnico, volvieron a fallar.

El nuevo presidente electo apeló en su discurso a la unidad, con mensajes de centro, de inclusión social y de rechazo al enfrentamiento. Todo muy alejado del extremismo de derecha que también fue importante para su victoria. "Viva la diferencia, viva el pluralismo de ideas, pero nunca convertirnos en enemigos. Podemos ser adversarios, pero no enemigos", clamó.

Michelle Bachelet, la presidenta progresista, llamó al derechista Piñera para felicitarlo y la conversación fue transmitida en directo en televisión. Ambos reconocieron el papel del otro, se desearon lo mejor, prometieron colaboración, y quedaron para desayunar juntos al día siguiente en casa de Piñera.

Aunque en Chile no se permite la reelección, sí es posible volver a presentarse cuatro años después, por eso se ha dado esta extraña fórmula Bachelet-Piñera-Bachelet-Piñera, que van a ocupar el poder 16 años entre los dos. Sebastián Piñera volverá a la Presidencia de Chile en marzo próximo, cuatro años después de dejar su sillón en el Palacio de la Moneda. El próximo 10 de marzo, Michelle Bachelet le traspasará el mando al mismo presidente de quien lo recibió en 2014 y al mismo al que se lo entregó en 2010. @mundiario

Chile vuelve a girar a la derecha con la victoria de Piñera
Comentarios