Las autoridades evitan dar información sobre la masacre de Las Vegas

Ventanas del hotel Mandala Bay, desde el que Paddock disparó. / Twitter.
Ventanas del hotel Mandala Bay, desde el que Paddock disparó. / Twitter.

Por respeto a las víctimas y sus familiares y por no contar todavía con evidencia suficiente, la policía y el FBI cuidan lo descubierto hasta ahora.

Las autoridades evitan dar información sobre la masacre de Las Vegas

El tiroteo con el que un hombre mató a no menos de 50 personas y dejó a otras 400 heridas en Las Vegas, ciudad del Estado de Nevada en los Estados Unidos, ha conmovido a todo el país norteamericano, que presenció la que es la mayor masacre de su historia. Las autoridades locales, no obstante, se manejan con precaución al momento de compartir información sobre pruebas y evidencias encontradas hasta el momento. El Departamento de Justicia, eso sí, ha confirmado que "hará todo lo posible para proveer justicia a los seres queridos de las víctimas", explicó Jeff Sessions, fiscal general.

De acuerdo a Sessions, el FBI y la policía local trabajarán juntos para investigar a fondo todo lo que envuelva esta tragedia. Hasta el momento, se sabe que el autor del mismo respondía al nombre de Stephen Paddock, un hombre blanco de 64 años que se habría convertido al Islam hace unos meses, aunque las autoridades no han podido corroborar este detalle. El ISIS se atribuyó el atentado mediante un comunicado emitido por su agencia propagandístia Amaq, aunque de igual forma las autoridades no han podido ratificar la credibilidad del mismo.

Lo que se sabe del ataque y el atacante

La policía de Las Vegas ha confirmado que visitó ya la casa de Paddock, quien se suicidó en cuanto fue atacado por los agentes policiales, pero que no encontraron nada anormal en la residencia. Portavoces oficiales aseguraron que encontraron armas y municiones, pero "nada fuera de lo ordinario". El hotel Mandala Bay, desde el que Paddock atacó a los espectadores de un concierto que se celebraba en una explanada en las inmediaciones del mismo, reportó su ingreso a sus instalaciones el jueves 28 de septiembre.

Por su parte, Joseph Lombardo, sheriff de Las Vegas, ha dicho que se guardarán todo lo encontrado en las investigaciones por respeto a las víctimas y sus familias, pues muchas de ellas todavía no saben si sus parientes están entre los afectados directamente por el tiroteo. Eso sí, promete Lombardo, su equipo hará una "investigación profunda y meticulosa para honrar a las familias de quienes han fallecido".

Lombardo también admitió que el atacante les tomó por sorpresa. "No teníamos ningún conocimiento de este individuo en nuestras bases de datos", dijo para luego asegurar que de cualquier forma Paddock era un "lobo solitario. No había ningún rastro ni evidencia que nos hubiera permitido prevenir este ataque". De momento, la policía todavía no ha podido indagar en el teléfono móvil del atacante.

Por último, Las Vegas ha decidido mantener el área cerrada durante al menos 12 horas más. Mientras se recoge evidencia en la explanada, también se visitará las instalaciones del hotel Mandala Bay para seguir y determinar cuáles fueron los últimos movimientos de Paddock antes de abrir fuego contra las casi 22.000 personas que asistieron al concierto en mención.

Las autoridades evitan dar información sobre la masacre de Las Vegas
Comentarios