Reseña Corazones Malheridos: un excelente drama emocional de Netflix

Imagen oficial de Corazones Malheridos. / Netflix
Imagen oficial de Corazones Malheridos. / Netflix

Sofia Carson y Nicholas Galitzine protagonizan Purple Hearts, una nuestra de las consecuencias del amor inesperado.

Reseña Corazones Malheridos: un excelente drama emocional de Netflix

Tan solo han pasado un par de días de su estreno en la plataforma de streaming, y ya te podemos decir que Corazones Malheridos está por convertirse en uno de los dramas más populares de Netflix de todo 2022, pues lo tiene todo: protagonistas carismáticos y talentosos, así como una trama sólida que consigue conmoverte en más de una ocasión.

Esta historia nos presenta a Cassie y Luke, un par de chicos que por distintas circunstancias deciden que es la mejor opción para ambos es casarse falsamente para poder obtener distintos beneficios militares, pues Luke está por marcharse a la guerra de Estados Unidos contra Irak.

Lo bueno de Corazones Malheridos

Purple Hearts, el cual es su título original, de inicio se siente como una versión adulta y más profunda de A todos los chicos de los que me enamoré (2018), ya que tal como hemos dicho, la historia gira en torno a una relación ficticia, donde inevitablemente la pareja termina por enamorarse de verdad, algo que no cuenta como spoiler, porque todos lo sabemos desde antes.

Sin embargo, las actuaciones de Sofia Carson (Descendientes) y Nicholas Galitzine (Cinderella 2021) son bastante convincentes, explotando al máximo los momentos de tensión entre sus personajes, así como los tristes y emotivos. Algo a aplaudir de la cinta creada por Kyle Jarrow y Liz W. García es que los personajes son bastante complejos, lo que además de darles personalidad y motivaciones, también hacen que la trama tenga un tono ligeramente oscuro.

Y es que a decir verdad, el enorme talento vocal que Carson es la verdadera estrella de la cinta, y además ayuda a que como espectador creas y disfrutes de todos los momentos musicales de esta historia, además de servir como base para su personaje, cuya aspiración es convertirse en una cantante profesional. 

Lo malo de Purple Hearts 

Como toda historia hay altibajos, y aún cuando desde ahora recalcamos que esta historia tiene más puntos a favor que en contra, no podemos dejar pasar por alto el hecho de que el clímax se sienta un tanto superficial. Y es que un punto de la narrativa, Luke sufre un aparatoso accidente en la guerra, lo que podría evitar que vuelva a caminar; sin embargo, este momento de tensión y angustia no está tan bien desarrollado como debería, a diferencia de otras grandes producciones como Hasta el último hombre (2016). 

Sofia Carson y Nicholas Galitzine en Purple Hearts. / Netflix
Sofia Carson y Nicholas Galitzine en Purple Hearts. / Netflix

De igual manera, la historia trata de hacer un juego al estilo de La Proposición (2009), película de Sandra Bullock y Ryan Reynolds que también trata de un matrimonio arreglado, y a pesar de que en esta versión no hay un final tan colorido, el momento de duda donde su relación ficticia podría quedar al descubierto no se siente tenso, simplemente es una escena que está ahí para ir llenando la trama.

En conclusión…

Corazones Malheridos no será la película del siglo, pero definitivamente sabe ser entretenida y emocional. Uno de sus puntos más fuertes es el hecho de que podemos identificarnos con algunos de los personajes, lo que permite tener aún más empatía con la historia en general, cuyas dos horas de duración se te irán en un abrir y cerrar de ojos. @mundiario

Reseña Corazones Malheridos: un excelente drama emocional de Netflix
Comentarios