5 cosas que no sabías de A todos los chicos de los que me enamoré

A todos los chicos de los que me enamoré. Netflix.
A todos los chicos de los que me enamoré. / Netflix.

La película romántica del verano, producida por Netflix y que está basada en la famosa trilogía de Jenny Han, tiene una serie de curiosidades que no podrás creer y que te presentamos a continuación.

5 cosas que no sabías de A todos los chicos de los que me enamoré

Desde que Netflix estrenó A todos los chicos de los que enamoré, la película ha tenido la oportunidad de posicionarse como uno de los grandes éxitos del verano gracias a todos los elementos que introduce. Desde sus protagonistas, Lara Jean Covey y Peter Kavinsky; hasta la maravillosa historia basada en el libro de Jenny Han, que por cierto, se negó a que la productora cambiara alguna de las ideas de su libro. Descubre algunas cosas que seguramente no sabías sobre la cinta a continuación:

1. Los productores intentaron hacer que los personajes fueran de raza blanca

Hollywood es adicto a blanquear a los personajes de muchas de sus adaptaciones. Con A todos los chicos de los que me enamoré, la cosa no iba a ser distinta, pero la escritora de la novela en que se basa, Jenny Han, se negó. Así lo reveló durante una entrevista a The New York Times, donde explicó que los productores intentaron coaccionarla para cambiar la raza de sus personajes.

Hubo mucho interés en hacer una película incluso antes de que se publicase el libro en 2014. Pero ese interés se fue desvaneciendo cuando dejé muy claro que la protagonista debía ser una actriz de origen asiático. Uno de los productores me dijo que no importaba la edad y la raza de la actriz, siempre y cuando supiera dar vida al espíritu del personaje. Yo le contesté que, bueno, que ese espíritu era el de una persona norteamericana de origen asiático. Ahí terminó la cuestión”, aseguró la autora. Finalmente logró su cometido, porque la protagonista –que en el libro es asiática- es interpretada por la actriz Lana Condor, una norteamericana de origen vietnamita. Esto no solo hace más creíble la historia, sino que llena de diversidad el apartado del séptimo arte.

2. Noah Centineo estuvo a punto de no ser el gran protagonista

Los actores principales de la cinta son Lana Condor y Noah Centineo, que dan vida a Lara Jean y Peter Kavinsky respectivamente. Gran parte del éxito de la película ha sido la química que ambos tienen en pantalla, pero esto estuvo a punto de no suceder, ya que Centineo había sido tomado en cuenta para interpretar a otro de los chicos de los que Lara se enamora, Josh. Fue Susan Johnson, directora del film, quien se dio cuenta de la química de ambos y decidió darle el papel protagonista a Noah. “Me gustaban los dos, tanto Israel como Noah, pero no estaba segura de quién se quedaría finalmente con el papel. En un principio pensé en Noah para el papel de Josh, pero una vez que vi la buena sintonía que había entre Lana y Noah, supe que era él quien debía interpretar a Peter Kavinsky”, aseguró la directora a Indiewire.

3. La química fue fundamental

Aunque aún no exista evidencia de que Condor y Centineo salgan en la vida real, lo cierto es que ambos tienen una relación muy especial que fue fundamental dentro del rodaje. Por ejemplo, la actriz confesó a People que ella y Noah lograron entablar una buena relación ya que asistieron juntos al hot yoga. “Empezamos a ir a clase de hot yoga juntos. Creo que ese fue el momento en el que nos hicimos amigos”, asegura. “Ya sabes, hacer yoga con otra persona es una buena forma de entablar amistad, así que creo que haberlo hecho al principio del rodaje nos ayudó a conectar y a sentirnos cómodos el uno con el otro”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Why are they so cute?! 📷 @lanacondor

Una publicación compartida de Jenny Han (@jennyhan) el

 

Ambos perdieron la vergüenza desde hace rato haciendo cosas juntos. Otro momento interesante ocurrió cuando ambos decidieron practicar con antelación la escena del jacuzzi. “Nos metíamos en el yacuzzi siempre que podíamos. La escena fue superfácil de rodar. Estoy muy contenta de haber trabajado con él, es un chico maravilloso”, expresó Lana en la misma entrevista.

También hubo muchas escenas improvisadas, como esa en que Peter mete la mano en los bolsillos traseros de Lara y la voltea para quedarse viendo con ternura. “Lo hizo durante el ensayo y me dije 'Es muy bonito, vamos a cambiar la escena”, aseguró la directora.

4. Es posible que tenga secuelas

A todos los chicos de los que me enamoré, es una novela escrita por Jenny Han en 2014. A esta le siguen dos novelas más, P.D. Todavía te quiero y Para siempre, Lara Jean. Así que gracias al éxito de la película, es probable que veamos mucho más de Lara Jean y Peter.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Honestly just call us mom and dad. @ncentineo shot by the amazing @emmanmontalvan

Una publicación compartida de @ lanacondor el

 

5. La historia de las cartas que escribe Lara Jean tienen un origen muy particular

La autora de los libros tiene la costumbre de escribir cartas y no enviarlas –tal como la protagonista- para olvidar alguna relación que no funcionó. Ella misma lo reveló en Instagram en 2010, cuando aún no tenía la trama de la historia definida.

En aquel tiempo escribió: “Ayer mientras volvía a casa en taxi, se me ocurrió un título para un libro. 'A todos los chicos de los que me enamoré' Perfecto ¿verdad? Solo tengo que pensar de qué irá el libro. Desde que estaba en el instituto empecé a hacer esto para pasar página cuando quería poner fin a una relación: escribo una carta en la que le digo todo lo que no le dije a la cara y luego la cierro y la guardo en una caja, pero no la mando. A partir de ahí ¿qué puede pasar? Pues que las escriba y alguien las ponga en el buzón por error”. @mundiario

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Maybe she writes these letters and they accidentally get sent. Cute, right @netflix? #toalltheboysivelovedbefore

Una publicación compartida de Jenny Han (@jennyhan) el

 

5 cosas que no sabías de A todos los chicos de los que me enamoré
Comentarios