Reseña: Garra. Basket, Netflix y palomitas de maíz

Adam Sandler protagoniza Hustle. / Netflix
Adam Sandler protagoniza Hustle. / Netflix
Hustle es una historia divertida, motivacional, con un gran elenco liderado por Adam Sandler, pero que a fin de cuentas no resulta memorable.
Reseña: Garra. Basket, Netflix y palomitas de maíz

No es que Adam Sandler realice lo que se denomina “cine de autor” pero la verdad es que hace las películas que quiere hacer y cómo las quiere hacer, siempre bien acompañado en la producción, guion y dirección. Ahora nos entrega la cinta Hustle, traducida al español como Garra, a través de la plataforma Netflix. Una película inofensiva y muy recomendable para la tarde del sábado o del domingo.

Estamos ante una historia interesante que invita a pensar en la relación esfuerzo/resultado y en la capacidad de superación de las personas, citándonos alrededor del baloncesto y su mundo. Nos muestra los entresijos del negocio y del deporte. A pesar de que nos lo cuenta con un exceso de tópicos, es de agradecer ese rato agradable que nos hace pasar, salpicando el guión con diálogos y situaciones que nos hacen sonreír.

Lo cierto es que todo es previsible pero eso no representa ningún problema. Quizás Adam Sandler únicamente haya querido que pasemos un buen rato con aquello que a él le entusiasma, tal como sucedió con Golpe Bajo en 2005. Tenemos un gran elenco de jugadores profesionales de la NBA que cumplen perfectamente en plan cameo, pero para conseguir un buen equilibrio, Sandler echa mano de la gran profesionalidad de Queen Latifah, de Robert Duvall y de Ben Foster, entre otros.

El MVP del partido

La verdad es que encontrar a un profesional del baloncesto (NBA) que además sepa actuar es sumamente difícil. Por ello, hay que reconocer el buen trabajo de Juancho Hernangómez, jugador español del Utah Jazz. No es fácil mover esos 2,03 metros de altura fuera de la cancha y poner cara de malote. Por ello, Sandler nos hace guiños de documental “reality” con planos tomados con “cámara ocasional” y nos ofrece referencias, nada ocultas, con sudorosas y esforzadas escenas de Rocky.

Solamente un detalle ya redundante en el cine norteamericano: ¿Por qué ponen acentos exageradamente latinos, no solo lingüísticos, a los españoles? Ya sabe… Adam Sandler nos regala una buena historia. Le gustará o bien pasará un buen rato delante de la pantalla, pero le aseguro 2 cosas: No se aburrirá… y en un par de días, la olvidará. @mundiario

Reseña: Garra. Basket, Netflix y palomitas de maíz
Comentarios