Las mujeres son más productivas cuando el termostato tiene esta temperatura

Una mujer estresada en el trabajo. / Pexels.com.
Una mujer estresada en el trabajo. / Pexels.com.
La regulación de la temperatura puede afectar la productividad, en particular el rendimiento de las mujeres.
Las mujeres son más productivas cuando el termostato tiene esta temperatura

Lo llaman la guerra de los termostatos: cuando la temperatura tiende a subir en una dirección (típicamente en entornos de oficina), un grupo de personas puede alterar su curso subiendo algunos grados y, unos días después, un grupo contrario vuelve a marcarlo. 

No obstante, esta batalla por el termostato es más que una disputa de oficina pasivo-agresiva. Según Elizabeth Ricker, neurohacker e investigadora del cerebro entrenada en Harvard y MIT, la regulación de la temperatura puede afectar la productividad, en particular el rendimiento de las mujeres.

La mejor temperatura para la productividad de las mujeres

"En promedio, las mujeres tienden a tener un mejor desempeño cuando la temperatura es más cálida, digamos, alrededor de 75 a 77 grados. Los hombres, por otro lado, son más productivos cuando el termostato está más bajo, más cerca de los 72 grados”, declaró Ricker. Esta es una generalización radical, ya que no todas las mujeres y hombres pueden tener estas preferencias (y la investigación tampoco toma en cuenta otros géneros), pero por ahora, ahí es donde se encuentra la ciencia.

Específicamente, un estudio de 2019 de 543 participantes encontró que las mujeres se desempeñaron mejor en matemáticas y tareas verbales a temperaturas más altas, mientras que lo contrario fue cierto para los hombres. Sin embargo, el aumento de la productividad de las mujeres a temperaturas más cálidas tuvo un efecto muy significativo, mientras que la disminución del rendimiento en los hombres estuvo presente, pero menos pronunciada. 

¿Qué significa esto? La productividad de las mujeres realmente puede beneficiarse a temperaturas más cálidas, los hombres hacen su mejor trabajo a temperaturas más frías, pero su productividad en realidad no sufre mucho cuando hace más calor. Otro estudio encontró que, cuando los hombres y las mujeres estaban expuestos a la misma temperatura, las mujeres aún informaban sentirse más frías e incómodas que los hombres.

"Mucha gente no se da cuenta de que se están poniendo sistemáticamente en entornos en los que no pueden funcionar de la mejor manera. En el caso de los espacios de trabajo fríos, puede haber un grupo de personas que no necesariamente lo hacen a propósito, pero que lo están optimizando para su propio funcionamiento", dijo Ricker. 

El calor también tiene sus inconvenientes

Eso no quiere decir que debas subir la temperatura demasiado alta. Ricker dice que un ambiente demasiado caluroso puede tener efectos negativos en el rendimiento, independientemente del género. Un estudio en China, donde los investigadores analizaron a los estudiantes que tomaban el gaokao (un examen de ingreso a la universidad nacional de China), en ambientes sin aire acondicionado durante una ola de calor. A medida que la temperatura subió más, los puntajes de las pruebas de los estudiantes se vieron afectados. 

Con esto Ricker concluyó que las mujeres pueden rendir mejor a temperaturas más cálidas, pero tener demasiado calor tiene sus inconvenientes. Por supuesto, hay que tener en cuenta las diferencias individuales, pero si te das cuenta de que tiemblas en tu espacio de trabajo, es posible que esté afectando tu concentración, lo que, a su vez, puede afectar tu desempeño.  @mundiario

 

 

Las mujeres son más productivas cuando el termostato tiene esta temperatura
Comentarios