Boat Tail, el coche más caro de Rolls-Royce, es un auténtico lujo

Rolls-Royce Boat Tail. / Rolls-Royce
Rolls-Royce Boat Tail. / Rolls-Royce
El lujo que ofrece la Rolls en cada coche creó una joya, el Boat Tail, que se ha convertido en el más costoso de la marca hasta ahora.
Boat Tail, el coche más caro de Rolls-Royce, es un auténtico lujo

La empresa británica Roll-Royce ha logrado una vez más dejar sin palabras a los fanáticos de la marca. El lujo y características únicas que resaltan en cada uno de sus coches sigue haciendo que sean definitivamente una joya para quienes tienen el poder de adquirir uno.

Esta vez la compañía creó un coche especial y sin duda alguna uno de los más lujosos de toda su historia o por lo menos en las últimas décadas. Se trata del Rolls-Royce Boat Tail, que además de ser increíble en diseño, su precio es exorbitante y es por ello que solo tres clientes de los más selectos sobaritas que existen el mundo podrán darse el gusto de disfrutar esta obra maestra.

Lo cierto es que estas tres personas se acercaron a la empresa para solicitar la posibilidad de crear el coche de sus sueños, debido a que ya era un hecho que en sus garajes poseían varios modelos de la legendaria marca. Rolls-Royce aceptó luego de llegar a un acuerdo, debido a que estos clientes coincidieron en desear un Rolls descapotable inspirado en las formas de una embarcación de lujo. A pesar de que será en teoría un modelo similar, la empresa le añadirá un toque personalizado según cada comprador, así que más lujo para cada pieza.

Rolls-Royce Boat Tail. / Rolls-RoyceRolls-Royce Boat Tail. / Rolls-Royce

La buena noticia y es por ello que sin duda Rolls-Royce una vez más nos dejó sin palabras, es que el primero de estos coches ya fue entregado. Lo describen como "mastodonte" de 5,8 metros de longitud de diseño único; la parrilla ya no es un aplique adherido sobre el paragolpes, sino algo perfectamente integrado. Visto de lado recuerda a una lancha motora elevándose en su proa al acelerar con potencia. Y la trasera tiene reminiscencias náuticas en detalles como el paragolpes o la tapa del compartimento posterior, en madera y acero cepillado para recordando a las embarcaciones más lujosas.

Además, como nos tiene acostumbrados RR los detalles hechos a mano son algo que caracteriza la peculiaridad de cada modelo y en el Boat Tail justamente el capó fue pintado a mano y degradado, además sus asientos son de piel con brillo metálico, piso de madera en el habitáculo, y muchas cosas más que hacen de este coche algo increíble.

El cliente que adquirió el primer coche de Rolls Royce Boat Tail, es un apasionado por los relojes y por ello que la marca británica encargó para el Boat Tail algunas piezas a la firma Bovet 1822, que ha creado unos específicos para este modelo. Además entre otras de sus aficiones por coleccionar se encuentran las plumas y es de este modo que Montblanc también se sumó a esta obra maestra para incorporar en la guantera una pluma guardada un estuche de cuero y aluminio hecho a mano.

Por si fuera poco, el Boat Tail de este prestigioso cliente que posee una de las colecciones de champagnes más completas del mundo, también incluye una nevera que enfríe a 6 grados, temperatura a la que le gusta saborear su bebida favorita.

Rols - Royce con este diseño no solo buscó el lujo, sino además poder ofrecerle al cliente la satisfacción de que podrá disfrutar de este coche también junto a su familia. Por ello la casa automotriz ideó un sistema por el que la cubierta de madera trasera se abre en dos al pulsar un botón, en un complejo movimiento inspirado en los conceptos de voladizo del arquitecto Santiago Calatrava.

Rolls-Royce Boat Tail. / Rolls-RoyceRolls-Royce Boat Tail. / Rolls-RoyceRolls-Royce Boat Tail. / Rolls-RoyceRolls-Royce Boat Tail. / Rolls-Royce

Dentro hay dos piezas móviles, una dedicada a los aperitivos y otra a la cocina; una cubertería especial fabricada en París y una nevera, pero también un parasol que se despliega de forma telescópica y dos taburetes. ¡Un coche de ensueño para muchos!

En este sentido podemos decir que Rolls-Royce decidió sumarse a las empresas que empezar a crear coches personalizados, ya anteriormente lo hacían en ocasiones, pero puede que este sea un nuevo negocio que definitivamente muy poco podrán ser tan afortunados como para tener el auto de sus sueños, pues el costo es exorbitante. En este caso, la firma británica no ha dado la cifra del costo oficialmente, pero se estima que puede rondar entre los 23 millones de euros.

No queda más que esperar a que Rolls-Royce nos muestra una vez más otra obra maestra como las que viene creando hasta ahora. @mundiario

Boat Tail, el coche más caro de Rolls-Royce, es un auténtico lujo
Comentarios