AMD podría quitarle el liderazgo a Nvidia con su último cambio

Caja de un procesador AMD Ryzen 3. / Pixabay
Caja de un procesador AMD Ryzen 3. / Pixabay

La marca roja ha corregido el mayor punto débil de sus tarjetas gráficas, un cambio que podría hacer girar el mercado

AMD podría quitarle el liderazgo a Nvidia con su último cambio

El negocio de los microprocesadores está marcado por la rivalidad entre Intel y AMD, mientras el de las tarjetas gráficas por Nvidia y la misma AMD.

Hasta hace tiempo, Intel era más popular que su competidor, pero éste ha ganado interés en los últimos años. Ahora es la empresa roja la que domina ese mercado. Cada vez más equipos llevan incorporado un Ryzen, su actual línea de procesadores. Éstos se emplean, por ejemplo, en las consolas de nueva generación, PlayStation 5 y Xbox Series.

Primero Intel, luego Nvidia

Puede que la forma en que AMD alcanzó a Intel se repita en el sector de las tarjetas gráficas. Nvidia sigue siendo la predilecta para los consumidores en un abanico de tareas, mientras AMD se emplea más para jugar videojuegos que para otra cosa. Pero eso puede cambiar, dados los resultados de la web Code Calamity.

La web muestra que las tarjetas AMD han corregido uno de sus mayores defectos: su dificultad para procesar vídeos y emisiones en directo. El cambio habría llegado con la versión 1.4.24 de su codificador AMF. Ahora, esta pieza llega a niveles de calidad comparables a los de NVIDIA, con su codificador NVENC.

En otras palabras, lo que podría cambiar con esto es la afinidad de las tareas de postproducción audiovisual y emisión de vídeo en directo hacia las tarjetas AMD. Editores de todo tipo y streamers ya no tendrían tan clara su tendencia hacia Nvidia.

Esto sería decisivo en todo el comercio de componentes. Mejoraría todavía más el rendimiento de la marca roja en el mercado y la marca verde podría perder el liderazgo, como le ocurrió a Intel. Aunque para ver las cosas claras, debería superarse la crisis de semiconductores que ha sumergido la industria en unas condiciones sin precedentes desde hace más de año y medio.

Innovación en medio de una crisis

La crisis de semiconductores afecta a todo el mundo e implica factores como la pandemia, la guerra comercial con China, la minería de criptomonedas y la sequía de 2020 en Taiwán. Dispositivos que todo el mundo utiliza, como móviles, ordenadores y coches, son más caros de lo que deberían. De hecho, esta situación podría agravarse si la amenaza de China a Taiwán continúa, pues en la isla se encuentra la sede de TSMC, el pilar más importante de esta industria.

No obstante, aunque el rendimiento de la producción de componentes pasa por tiempos caóticos y sigue siendo un mal momento para comprar dispositivos con microchips, se puede ver que la innovación en el sector continúa su avance.

AMD podría quitarle el liderazgo a Nvidia con su último cambio
Comentarios