Ortega debe cerrar el reparto de su herencia para asegurar la presidencia de su hija Marta

Marta Ortega y Amancio Ortega. / Captura de Euronews TV
Marta Ortega y Amancio Ortega. / Captura de Euronews TV

Un reparto igualitario entre sus tres hijos daría el control de Inditex a Sandra Ortega, heredera a su vez de Rosalía Mera, primera mujer de Ortega.

Ortega debe cerrar el reparto de su herencia para asegurar la presidencia de su hija Marta

Inditex, la mayor empresa del Ibex con una valoración de 87.000 millones de euros, estará presidida desde abril de 2022 por Marta Ortega Pérez, de 37 años, hija del fundador y accionista mayoritario del grupo, Amancio Ortega. Una vez dado este paso, Ortega debe cerrar el reparto de su herencia para asegurar la presidencia de su hija Marta. 

Un reparto igualitario entre sus tres hijos –Sandra, Marta y Marcos– daría el control de Inditex a Sandra Ortega, ya que es heredera a su vez de las acciones de Rosalía Mera, la primera mujer de Amancio Ortega, pero la legislación de sucesiones de Galicia, reformada por el Parlamento gallego al gusto de algunos empresarios, le permite a Amancio Ortega primar a su hija Marta, sin apenas límites. El único riesgo estaría en una posible alianza de los fondos de inversión y accionistas minoritarios con Sandra y Marcos Ortega, como hipotética mayoría alternativa, de ahí que la herencia deba evitar también esa eventualidad.

Teniendo en cuenta que en el grupo Inditex también hay accionistas ajenos a la familia –fondos soberanos y particulares–, para asegurar el control de la multinacional en manos de Marta Ortega, la herencia de Amancio Ortega debería dividirse dejando al menos el 45% de las acciones de Inditex fuera del alcance de Sandra Ortega, que parte con la ventaja de su 5% y un mínimo de derechos en el peor de los casos. Algo así supondría concederles a Sandra Ortega y Marcos Ortega una mínima parte de lo que debería corresponderles en un reparto igualitario de un imperio, Inditex, que también ayudó a levantar su madre, Rosalía Mera, fallecida en agosto de 2013.

Tampoco es menor el paquete de acciones de Dolores Ortega Renedo –Loli, la tercera mayor accionista histórica de Inditex, por detrás de su tío Amancio Ortega y de la hija de la primera mujer del fundador de Inditex. Con Dolores Ortega está casado el empresario Juan Carlos Rodríguez Cebrián, exdirector general de Zara, y artífice –a menudo en la sombra– de lo que es hoy Inditex. Si alguien lo sabe bien es precisamente su tío.

Amancio Ortega podría entregarle más del 50% de Inditex a su hija Marta sin incumplir los mínimos legales con sus otros dos hijos, Sandra y Marcos

Si quisiera, Amancio Ortega podría entregarle más del 50% de Inditex a su hija Marta sin que por ello tuviera que incumplir los mínimos legales con sus otros dos hijos, Sandra y Marcos, quienes tendrán derecho, al menos, a un mínimo patrimonio, pero no necesariamente en acciones de Inditex. Para eso está Pontegadea, cuyas actividades inmobiliarias engarzan a su vez con el tipo de negocios que gestiona Sandra Ortega.

En el mejor de los casos, según la legislación de Galicia, Marta Ortega, de 37 años, podrá heredar de su padre, de 85 años, el 83,3% de su fortuna, valorada por la revista Forbes en 67.000 millones de euros, pero que en realidad podría ser superior, según estimaciones de MUNDIARIO, en función del valor de sus inmuebles a precio de mercado y de otras inversiones y ahorros personales.

Amancio Ortega. / Twitter

Amancio Ortega. / Twitter

¿De dónde salen esos 67.000 millones que le atribuye la revista Forbes a Amancio Ortega y que este periódico estima por encima de esa cifra? El grueso sale del valor de sus acciones de Inditex en Bolsa, mientras que los miles de millones restantes saldrían de su patrimonio personal y de Pontegadea, su grupo de inversiones. MUNDIARIO eleva esa cifra, sin cuantificarla, tanto por el valor de mercado de sus inmuebles en ciudades como Nueva York, París, Londres, Barcelona, A Coruña o Madrid como por otros activos personales. Ese valor, obviamente, no sería el que está en libros, muy inferior.

Para que Amancio Ortega cumpla con la ley al adjudicar su herencia debe reservar la llamada legítima de descendientes, que como mínimo debe comprender un 25% del total a distribuir. Como tiene tres hijos, al menos debe concederles un 8,33% a cada uno, de manera que los hermanos Sandra y Marcos –hijos de Rosalía Mera, la primera mujer de Amancio Ortega, y estrechamente unidos– tendrían al menos derecho a un 16,66%. Con el 75% restante de su patrimonio, Amancio Ortega, como cualquier otro ciudadano residente en Galicia, puede hacer lo que quiera.

Traducido a miles de millones de euros tendríamos, pues, que los hermanos Sandra y Marcos Ortega heredarán conjuntamente, en el peor de los casos, un patrimonio de más de 10.000 millones de euros. Este valor no tendría que estar necesariamente asociado en exclusiva a acciones de Inditex, lo que le concede margen de sobra a Amancio Ortega para cederle al menos el 50,01% de Inditex a su hija Marta. De hecho, justo un paquete de acciones así fue segregado en manos de la sociedad Pontegadea Inversiones, quedando otro paquete del 9,28% de Inditex en poder de Partler, otra filial del Grupo Pontegadea, el brazo empresarial de Amancio Ortega.

Sandra Ortega.

Sandra Ortega. / Mundiario

En un reparto igualitario sería Sandra Ortega quien controlase Inditex con al menos un 45%, puesto que al 5% que heredó de su madre, sumaría su 19,7% de la herencia de su padre y otro 19,7% que le correspondería a su hermano 

Todo sería radicalmente distinto si el imperio de Amancio Ortega se repartiera justamente entre los tres hijos por igual. En ese caso sería Sandra Ortega quien controlase Inditex con al menos un 45% de la multinacional, puesto que al 5% que heredó de su madre, Rosalía Mera, sumaría su 19,7% de la herencia de su padre y otro 19,7% que le correspondería a su hermano Marcos Ortega, que está bajo su cuidado, ya que sufre desde niño una discapacidad derivada de una parálisis cerebral profunda. Marta Ortega tendría en ese caso menos de un 20%.

El reparto final, en manos del notario Francisco Manuel Ordóñez Armán, de A Coruña, no será este último pero tampoco el primero, sino uno intermedio, suficientemente favorable para los intereses de Marta Ortega como para que sea ella quien herede el imperio Inditex, del que además será presidenta a partir de abril.

Rosalía Mera con el periodista José Luis Gómez. / Xurxo Lobato

Rosalía Mera, ya fallecida, con el periodista José Luis Gómez. / Xurxo Lobato

Flora Pérez Marcote, la segunda mujer de Amancio Ortega, ha desempeñado un papel decisivo que en buena lógica favorece a su hija y a sus dos hermanos 

Inditex, el líder de la moda en el mundo, está controlado por Amancio Ortega, que fue su fundador junto a Rosalía Mera, quien en su día probablemente pudo haber peleado por un mayor porcentaje de la empresa del que finalmente se llevó, tras divorciarse. Ahora, es evidente que la segunda mujer del creador de Inditex, Flora Pérez Marcote, y su hija más joven tienen casi todo a su favor para ser herederos fundamentales.

No solo eso: el hombre más rico de España sigue decantándose dentro de Inditex por la rama familiar de su segunda mujer, Flora Pérez Marcote, a cuyos hermanos también tiene bien situados, en parte por méritos propios profesionales. Se trata de Jorge Pérez Marcote, director general de Massimo Dutti. Se incorporó a Zara en 1981, donde asumió distintas responsabilidades en Zara Hombre, como comprador y director de Diseño durante 10 años. En 1991 fue nombrado director general de Massimo Dutti, cargo que desempeña en la actualidad. Es hermano de Flora Pérez Marcote, la mujer de Amancio Ortega, que es vicepresidenta de la Fundación Amancio Ortega y de la sociedad de inversiones Pontegadea.​

Por su parte, Óscar Pérez Marcote, director general de Zara, se incorporó a la emblemática firma Zara en 1988, donde desarrolló múltiples responsabilidades en distintas áreas del negocio, con especial énfasis en la gestión de Tiendas, Producto y Operaciones. Fue nombrado director general de Bershka en 2005 y en 2011 asumió su cargo actual de director general de Zara. Es también hermano de Flora Pérez Marcote, la mujer del dueño de Inditex y madre de la futura presidenta, Marta Ortega, quien contará con los dos tíos en su comité de dirección@J_L_Gomez

Ortega debe cerrar el reparto de su herencia para asegurar la presidencia de su hija Marta
Comentarios