Yolanda Díaz advierte a Nadia Calviño de que no aceptará recortes en el subsidio por desempleo

Yolanda Díaz y Nadia Calviño. / RR SS
Yolanda Díaz y Nadia Calviño. / RR SS
Las diferencias entre los ministerios de Trabajo y Economía han retrasado la aprobación de la reforma acordada con Bruselas y que debía implementarse a finales de 2022.
Yolanda Díaz advierte a Nadia Calviño de que no aceptará recortes en el subsidio por desempleo

Una semana de asumir sus funciones, el nuevo Gobierno se encuentra envuelto en una polémica entre las dos vicepresidencias primarias, relacionada con la anunciada reforma del subsidio por desempleo. La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha expresado su firme posición, destacando que los cambios en el subsidio caen bajo la competencia de su departamento y no de la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño.

Al llegar al Congreso de los Diputados, Díaz afirmó categóricamente que el diseño de la reforma es competencia de Trabajo y mostró "absoluta disconformidad" con las medidas propuestas por Economía. Así, la titular aseguró que desde su vicepresidencia no se permitirá ni aceptará ningún recorte en la cobertura del subsidio por desempleo, insistiendo en que la reforma busca "ampliar derechos" y eliminar aspectos burocráticos que afectan negativamente a la ayuda.

En respuesta, fuentes del Ministerio de Economía suavizaron la discrepancia, destacando que están alineados con Trabajo en varios aspectos, como la compatibilidad de la prestación con el empleo y la atención a grupos específicos. Sin embargo, reconocieron que a nivel técnico, se están intercambiando documentos dentro del Gobierno para lograr la mejor reforma posible y alcanzar el pleno empleo.

La reforma del subsidio por desempleo lleva casi un año en proceso, pero las diferencias entre los ministerios de Trabajo y Economía han ocasionado un retraso en la aprobación de la reforma, la cual está acordada con Bruselas y debía implementarse a finales de 2022 para cumplir con los compromisos de los fondos europeos. Mientras Economía aboga por un diseño descendente del subsidio y refuerza el compromiso de actividad, Trabajo busca ampliar el número de beneficiarios sin estigmatizar a los desempleados.  

El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, aclaró que no hay un modelo definitivo y que el diseño no tiene por qué ser decreciente. Sin embargo, la controversia persiste, con Trabajo defendiendo la ampliación de la cuantía del subsidio, mientras que Economía busca reforzar el compromiso de los desempleados para buscar y aceptar empleo.

La disputa ha llevado a sindicatos como CC OO y UGT a respaldar la posición de Trabajo, instando a cambios que amplíen la cuantía del subsidio y beneficien a un mayor número de personas desempleadas. La polémica en torno a la reforma del subsidio por desempleo resalta las tensiones internas dentro del Gobierno en temas cruciales para la agenda social y laboral. @mundiario

Comentarios