¿Tenemos líderes inspiradores en nuestro entorno? Steve Jobs, un ejemplo

El número 2066 de la calle Crist Drive de Los Altos (California), la del garaje de Steve Jobs. / Mundiario
El número 2066 de la calle Crist Drive de Los Altos (California), la del garaje de Steve Jobs. / Mundiario

De vez en cuando aparecen personas con una visión tremenda de lo que viene,  una pasión, una fuerza interior por encima de lo normal, y unas capacidades extraordinarias.

¿Tenemos líderes inspiradores en nuestro entorno? Steve Jobs, un ejemplo

Hace unos días, estuve en una jornada de cine fórum organizada por APD (Asociación para el Progreso de la Dirección) en Coruña. Se proyectaba la última película sobre la vida de Steve Jobs, protagonizada por Ashton Kutcher. En el film se presenta la vida de Jobs haciendo un viaje al pasado desde la presentación del IPOD recordando los momentos más importantes de su vida y el desarrollo de Apple. 

Ejercía como maestro de ceremonias Juan Carlos Cubeiro, presentaba la película y después de su visionado y junto con tres invitados introducía distintas reflexiones sobre la figura controvertida de Jobs. En su papel provocador lanzo una doble pregunta que me pareció muy interesante. 

La primera como propietario de una empresa o directivo de la misma, ¿contratarías a alguien como Jobs?,  la segunda desde el papel de posible empleado ¿trabajarías para alguien como Jobs?  

Claro, el personaje se las trae, la respuesta generalizada en la sala fue que teniendo en cuenta lo visto les parecía que era demasiado “cabroncete” y que había dejado muchos cadáveres por el camino…, le tacharon de excéntrico e insensible. Casi todos los preguntados contestaron que seguramente no harían ni una cosa, ni la otra.

Yo tuve que contestar a la pregunta, ya que Juan Carlos se dirigió a mi  (estaba comentando algo con mi compañero de butaca), y me pidió que lo pusiese en común. Mi respuesta fue que por supuesto contrataría a alguien como él, y por supuesto trabajaría para alguien como él, independientemente de sus excentricidades.  Y añadía aunque solo fuese durante 6 meses.

Me explico, evidentemente, identifico en Jobs una serie de comportamientos un tanto manipuladores, pero, ¿cuántos lideres de nuestro entorno no utilizan diversas estrategias para conseguir sus fines?, ¿no somos todos un tanto manipuladores para conseguir nuestros objetivos? 

En cualquier caso, este no es el objetivo de mi reflexión. Mi objetivo es pensar o identificar en Jobs inspiración para sus seguidores y por supuesto para su equipo. Por tanto,  ¿fue Steve Jobs un líder inspirador?, a mi juicio creo que si lo fue, creo que inspiró a muchas personas y sigue haciéndolo aún después de muerto. Mi sentimiento al finalizar la película es que me apetece desarrollar proyectos en mi trabajo que aporten innovación y creo que eso, eso es  lo realmente importante. De vez en cuando aparecen personas con una visión tremenda de lo que viene,  una pasión, una fuerza interior por encima de lo normal, y unas capacidades extraordinarias. Independientemente de su estilo, más o menos manipulador, como ya dije antes Jobs creo que contaba con muchas de estas cualidades. Y aunque dejo cadáveres por el camino, muchos fueron cadáveres millonarios, y algunos dudo de que alcanzasen tales posiciones si no es por sus trabajos con Jobs.

¿Existen lideres inspiradores en nuestro entorno?, yo personalmente creo que si existen, creo que algunos, no son tan conocidos como Jobs pero aun siendo anónimos creo que seguro tenemos alguno cerca de nosotros, seguro que si cada uno pensamos en uno lo encontramos.  En nuestro entorno también tenemos alguno famoso, me vienen varios a la mente. El problema es que otros que consideramos lideres, como los  políticos,  los sindicales, los líderes empresariales formales, etc… no son tan inspiradores porque realmente les falta aportar valores,  contribuir a generar nuevas ideas, ni tampoco desgraciadamente son ejemplos de proyectos de éxito. Quizás los que sí lo son, no se muestran lo suficiente…, quizás también deberá producirse una verdadera revolución del liderazgo inspirador en detrimento del liderazgo formal y tradicional… quizás hoy en día más que nunca debemos de descubrir a estos líderes inspiradores y ponerlos en primera línea para conseguir esa mayor inspiración que nos permita crecer y ver la luz después del túnel. Ojalá alguno se atreva y nos sorprenda.  Esperemos que “determinadas” organizaciones lo consigan…, consigan líderes inspiradores.

¿Tenemos líderes inspiradores en nuestro entorno? Steve Jobs, un ejemplo
Comentarios