Tras el rescate a Argentina, el FMI reduce más de un 75% su previsión de crecimiento

Mauricio Macri, presidente de Argentina. Minuto Uno
Mauricio Macri, presidente de Argentina. / Minuto Uno

Según el organismo, el PIB argentino crecerá alrededor de un 0,4% en 2018, frente al 2% que preveía hace tres meses antes de que el peso empezara a devaluarse frente al dólar.

Tras el rescate a Argentina, el FMI reduce más de un 75% su previsión de crecimiento

El Fondo Monetario Internacional (FMI) había estimado que para este año Argentina crecería alrededor de un 2%, sin embargo, al repentina crisis que golpeó a la nación ha deshecho cualquier predicción y tan solo tres meses después ha estimado que la proyección de crecimiento solo alcanzará el 0,4%. Esta reducción llega luego de que el ente financiero realizara un préstamo de 50.000 millones de dólares a la nación para poder evitar el fuerte golpe, que igualmente, causará daños en el empleo y la subida de costos de los servicios.

La previsión es una reducción del 75% y se trata de una de las peores crisis de Argentina en décadas derivada de la devaluación del peso ante el dólar y las desorbitantes tasas del Banco Central que intenta aplacar la inflación que no cede. De no ser por el crecimiento de un 3,6% a comienzos del año, era muy probable que la nación austral cerrara el año en recesión.

En su informe Perspectivas para las Américas, el FMI establece lo siguiente: “Después de un robusto inicio de año, el crecimiento en Argentina está previsto que sea negativo en el segundo y tercer trimestre de 2018. Mientras una sequía redujo la producción agrícola, la presión sobre la moneda en mayo y junio ha tenido consecuencias sobre la inversión y la confianza de los inversores y ha generado la necesidad de políticas monetarias y fiscales más estrictas”.

El crecimiento en 2018 está previsto que se ralentice hasta el 0,4%, con una recuperación gradual en 2019 y 2020”, dice el documento de la entidad financiera. Esta cifra ya había sido conocida cuando el FMI aprobó el préstamo a Argentina, pero es la primera vez que explica la reducción de forma detallada. Salvo la situación excepcional venezolana, Argentina será la nación suramericana que se enfrentará al registro más pobre de la región, una cuestión sorprendente si se toma en cuenta que se trata de la segunda mayor economía de América Latina tras Brasil. De esta manera, Perú situaría su crecimiento en el 4,1%; Colombia en 3,6%; y Chile en un 3,4%.

Para le próximo año, el FMI establecía que Argentina tendría un crecimiento del 3,2%, una cifra que ahora disminuye hasta al 1,5%. Esta situación jugará un papel fundamental en las elecciones presidenciales del año siguiente en las cuales Mauricio Macri pretendía buscar la reelección. Pero no solo esto, ya que el 2019 será un año movido para la política argentina puesto que los ciudadanos están llamados a las urnas para decidir a los gobernadores provinciales y renovar el Congreso.

En los últimos dos meses, el peso argentino ha tenido un devaluación del 50% gracias a la pérdida de confianza de los inversores y la caída de las reservas del Banco Central. De allí derivó la necesidad de Macri de solicitar el préstamo al FMI, un organismo con el que los argentinos han tenido un pasado muy polémico. Sin embargo, a cambio del rescate el FMI ha pedido una serie de medidas a las que el Gobierno argentino se comprometió, entre las más complicadas, se encuentra la reducción del déficit fiscal hasta lograr el equilibrio en 2020, la reducción de obras públicas o recorte de personal no esencial.

Christine Lagarde, directora del FMI, señaló el pasado fin de semana que confiaba en el Gobierno argentino para que cumpliera con lo establecido, respaldando las políticas de Macri durante la cumbre de ministros de Finanzas y Economía del G-20. Sin embargo, la misma confianza no la muestran los argentinos ya que según algunos sondeos, siete de cada 10 argentinos rechazan al FMI, ya que no es la primera vez que el organismo realiza un préstamo a la nación, y en ninguno de los casos anteriores las cosas han acabado bien.

Asimismo, los empresarios han perdido la esperanza en recuperarse este año y ponen sus expectativas en el 2019. Desde que solicitó el préstamos, la popularidad de Macri cayó en picado situándose en un 41%, el porcentaje más bajo en todo su mandato. @mundiario

Tras el rescate a Argentina, el FMI reduce más de un 75% su previsión de crecimiento
Comentarios