Pedro Sánchez, optimista, dice que España va a crecer pero no acaba de crecer

Pedro Sánchez. / Borja Puig de la Bellacasa,de Pool Moncloa
Pedro Sánchez. / Borja Puig de la Bellacasa,de Pool Moncloa

Al revés del mal dato del INE se suman varios centros de estudios con previsiones del PIB a la baja, cuando España ya es el país más rezagado de la UE en la recuperación.

Pedro Sánchez, optimista, dice que España va a crecer pero no acaba de crecer

"España va mejor", según el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Lo tiene tan claro que, de visita en Galicia, se atrevió a pronosticar que "dentro de un año" irá "mucho mejor". Sin embargo, la rebaja de Estadística sobre el crecimiento del segundo trimestre supuso todo un jarro de agua fría para el Gobierno, que ve como el ansiado crecimiento sigue haciéndose de rogar. De hecho, España está mucho más rezagada que Alemania o Francia con vistas a recuperar el nivel económico previo a la crisis derivada de la pandemia.

Las condiciones para el crecimiento suelen depender de una serie de factores económicos, sociales, demográficos y políticos. Por supuesto, también sanitarios, como se ve con la pandemia. Todos estos frentes, además, no solo se evalúan ahora en clave doméstica, dada la influencia del entorno europeo e incluso del marco global. Semejante complejidad dispara la cautela de los analistas, del mismo modo que sus premisas y condicionantes, redundando todo ello en frecuentes errores de cálculo en las previsiones económicas.

En España se ha dado un episodio de este tipo que invita a la reflexión. Resulta que el PIB creció un 1,1% trimestral, bastante por debajo del 2,8% que había estimado el Instituto Nacional de Estadística (INE) en el avance de finales de julio. Si bien se trata de algo que la actual hiperinflación de noticias deja un tanto al margen, da una idea de lo difícil que es hablar de la recuperación económica y de dar crédito a las previsiones, ya sean de instituciones oficiales o de entidades privadas.

Si fallan las estadísticas, cómo no van a fallar los pronósticos. Pero tanto las administraciones como las empresas y las familias tienen que seguir pedaleando con sus propias predicciones sobre la economía, ya que por malos que sean los presupuestos, son necesarios. No tenerlos sería todavía peor.

Tanta incertidumbre es aprovechada a menudo por la clase política para soltar lo primero que se le ocurre a cada cual, algo que bien cocinado en las redes sociales da lugar a veces a verdaderos disparates. Al jugar al ‘todo vale’, porque nadie sabe todo, se alimentan de paso los populismos –de derechas y de izquierdas–, otra característica de esta nueva era. 

Entre las principales condiciones para el crecimiento económico que deben darse en una economía están el capital humano, la inversión y el ahorro, los mercados financieros y la libre circulación de capitales –garantizan la liquidez–, el libre comercio, la estabilidad política y el estado de derecho –vitales para la confianza–, los impuestos y las regulaciones.

Cualquiera de estas condiciones podría dar pie para un gran debate de fondo en España, pero vemos que este tipo de cosas se eluden, al tiempo que emergen asuntillos efímeros, del género del chascarrillo. Es como si no hiciera falta hacer un gran esfuerzo intelectual para saber en qué condiciones cojea España, necesitada como está de crecer para volver al menos a donde estaba antes de la pandemia.

El error de Estadística permite ver algo que escuece: España es el país más rezagado de la UE en la recuperación

El error de Estadística ha permitido ver algo que cuesta admitir: la economía española es la más rezagada de la UE en la recuperación de la pandemia. Y con las cifras revisadas, España está a ocho puntos porcentuales de recuperar el nivel económico previo a la crisis desatada por la pandemia, mientras que Alemania y Francia se sitúan solo a tres.

España lleva tanto tiempo pregonando que va a crecer que corre el riesgo de protagonizar ‘¡Que viene el lobo!’, el popular cuento también conocido como ‘El pastor mentiroso’ o ‘Pedro y el lobo’ –dicho sin segundas–, que narra la historia de un joven pastor que disfrutaba bromeando con los vecinos de su aldea sobre el inminente ataque de un lobo. Una sencilla fábula, fácil de entender, que pone en valor la sinceridad y la confianza y que transmite una enseñanza a los niños: no mentir porque si no cuando digan la verdad nadie les creerá. @J_L_Gomez

¿Más PIB con menos inversión?

En cuanto al crecimiento hay coincidencias de distintos organismos sobre las previsiones para 2021, pero no tanto con respecto a las de 2022. Con datos reales, lo cierto es que España creció un 1,1% en el segundo trimestre, casi dos puntos menos de lo previsto. El Banco de España elevó sin embargo al 6,3% su previsión de crecimiento para 2021 y al 5,9% para 2022, mientras que la OCDE también estimó un crecimiento más fuerte para 2021 y 2022: el 5,9% al 6,8% en 2021 y del 6,3% al 6,6% en 2022. Pero varias fuentes de datos ya han avanzado que harán revisiones del posible crecimiento en España.

El retraso de los fondos europeos y las ayudas directas a empresas puede estar ralentizando las decisiones de muchas compañías, lo cual explicaría la reciente caída de la inversión. Las grandes esperanzas para 2021 se limitan ahora al cuarto trimestre del año, que tendría que ser realmente espectacular para que se cumpla la previsión de crecimiento del Gobierno para el conjunto del ejercicio. La dificultad de elaborar estadísticas en el contexto de la pandemia es difícil, pero aún lo es más crecer. @mundiario

Nadia Calviño. / Mundiario

Nadia Calviño. / Mundiario

–––––– PROTAGONISTAS ––––––

> Nadia Calviño, vicepresidenta del Gobierno. - En el Congreso le afearon los números reales del segundo trimestre. “Esto muestra la dificultad del trabajo de estadística en el contexto de la pandemia. Me sorprende que les sorprenda que haya revisiones”, replicó ella a los diputados.

> Yolanda Díaz, vicepresidenta del Gobierno.- Antonio Garamendi, Pepe Álvarez y Unai Sordo compartirán con ella la búsqueda de acuerdos sobre la prórroga de los ERTE, la segunda parte de la reforma de las pensiones y la modernización del mercado de trabajo. Se acerca la hora de la verdad.

> Pilar Alegría, ministra de Educación.- En España se habla mucho de la Formación Profesional en modalidad Dual pero actualmente solo el 3% de los alumnos cursan este tipo de formación, que ya se implantó en el año 2012 de la mano de Seat por iniciativa alemana, que no española.

> Mark Rutte, primer ministro de Holanda.- Países Bajos es un país que se aprovecha del mercado interior de la Unión Europea y, por si fuese poco, de una política fiscal con rasgos similares a la que aplican los paraísos fiscales. No debería dar tantas lecciones a España, pero las da. @mundiario

 

Pedro Sánchez, optimista, dice que España va a crecer pero no acaba de crecer
Comentarios