La inflación cerró julio en el 10,8% pese a la caída de los carburantes

Un surtidor de una gasolinera. / Mundiario
Un surtidor de una gasolinera. / Mundiario

La buena noticia de fondo es que la gasolina y el gasóleo siguen encadenando la mayor bajada de precios desde el inicio de la pandemia.

La inflación cerró julio en el 10,8% pese a la caída de los carburantes

Pese a la caída del precio del combustible, la inflación cerró julio en el 10,8%. Supone seis décimas más que el mes anterior debido al encarecimiento de la luz y los productos de la cesta de la compra.

El dato definitivo del Instituto Nacional de Estadística (INE), publicado este viernes, constata por tanto que la electricidad y los alimentos mantienen el aumento del coste de la vida.

La inflación, en economía, es el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios existentes en el mercado durante un determinado período de tiempo.

El INE ha confirmado lo que adelantó hace dos semanas: la tasa de inflación en España ha escalado en julio hasta el 10,8%, su mayor registro desde diciembre de 1984. 

 

Los carburantes bajan de precio respecto a junio, pero esta caída no compensa subidas tales como el 41% en los productos energéticos con relación a julio de hace un año, o de más del 20% en alimentos básicos de la cesta de la compra, como los cereales, los huevos o la leche.

La buena noticia de fondo es que los carburantes siguen encadenando la mayor bajada de precios desde el inicio de la pandemia.

Aunque los importes siguen siendo muy elevados en términos históricos, la gasolina suma siete semanas abaratándose y el gasóleo, seis, algo que no sucedía desde la primavera del año 2020. @mundiario

La inflación cerró julio en el 10,8% pese a la caída de los carburantes
Comentarios