Gran parte del trabajo que ahora desempeña la humanidad se podrá automatizar

Un mundo conectado por el Internet. Estrategiaynegocios.net.
Un mundo conectado por Internet. / Estrategiaynegocios.net.

Empleo en la Era 4.0: Un punto de vista alemán constituye esta serie de 5 artículos que está publicando MUNDIARIO, que también se plantea si España podrá afrontar con éxito los cambios que se avecinan como consecuencia del progreso tecnológico y digital. (II)

Gran parte del trabajo que ahora desempeña la humanidad se podrá automatizar

El sociólogo y economista estadounidense Jeremy Rifkin es en mi opinión uno de los expertos más convincentes cuando se trata de explicar los cambios que Internet generará en nuestras vidas. Sostiene el profesor de la prestigiosa universidad de Wharton que a través de la Red se está creando un nuevo paradigma económico: la Economía colaborativa.

Rifkin prevé que los avances en la productividad irán reduciendo los costes de producción marginales a cero, consiguiendo así que productos y servicios sean siempre más abundantes y casi gratuitos. La economía colaborativa ya ha tenido efectos muy significativos en la industria de entretenimiento y de los medios de comunicación, con el cierre de muchas publicaciones en papel, así como en sectores como el turismo y el transporte, con la aparición de empresas como Airbnb o Uber.

En la revista Tiempo, Rifkin ya explicó que estamos en los comienzos de una nueva era: “Internet ha permitido revolucionar las comunicaciones, pero también en el campo de las energías o el transporte podemos intuirlo. Con los costes cayendo de forma constante, muy pronto todos los ciudadanos tendrán placas solares, con las que producirán y compartirán en red su propia energía… Por otro lado, cada vez habrá más carreteras inteligentes, con vehículos autodirigidos capaces de revolucionar el transporte de personas y mercancías. Además, el 'Internet de las cosas' permitirá conectar cada máquina, empresa o vivienda a una red inteligente que una el Internet de las comunicaciones, la energía y la logística, disparando todavía más la productividad. Se podrá automatizar gran parte del trabajo que ahora desempeña la humanidad”, una tendencia paliada solo en parte por la entrada en juego de una economía de marcado signo social (salud, dependencia) que irá ganado en importancia.

Si Rifkin tiene razón con sus profecías, hay 3 problemas que deberían estar actualmente en el centro del debate

Si Rifkin tiene razón con sus profecías, hay 3 problemas que deberían estar actualmente en el centro de la discusión filosófica, política, económica, social y legal, pero a las que pocas veces les prestamos la atención que se merecen.

> ¿Cómo nos afectará Internet a nosotros, los ciudadanos? ¿Perderemos siempre más grados de intimidad y autonomía, en aras de una supuesta mayor riqueza? ¿Seremos todavía más transparentes y manipulables, habitantes de “casas de cristal” y esclavos de los Grandes Hermanos de este mundo, los Google, Apple, Facebook y Amazon?

> ¿Cuáles serán las consecuencias de esta revolución tecnológica y digital para el Estado de bienestar, especialmente en la Unión Europea, donde vive menos del 10% de la población mundial, se produce alrededor del 25% del PIB mundial y se es responsable de aproximadamente el 50% de todo el coste social mundial, como le gusta resaltar a la canciller alemana Angela Merkel? ¿Seremos capaces de encontrar una solución para la financiación de nuestras pensiones futuras, por poner solo un ejemplo?

> Por último: ¿Cómo afectará la Revolución Industrial 4.0 al empleo, teniendo en cuenta que ya hoy contamos en la Unión Europea con casi 19 millones de parados? @mundiario

Gran parte del trabajo que ahora desempeña la humanidad se podrá automatizar
Comentarios