Las exportaciones de México podrían disminuir drásticamente a corto plazo

Fábrica de Ford.
Fábrica de Ford.

Las medidas proteccionistas de Trump ponen en jaque uno de los grandes motores de la economía mexicana. A largo plazo, el país podría verse forzado a un acercamiento con China.

Las exportaciones de México podrían disminuir drásticamente a corto plazo

Los países con mercados internos tan inmaduros como el de México dependen en gran parte de lo que puedan enviar a otros países. El país norteamericano vive en gran medida de las exportaciones a sus inmediatos vecinos del norte. Un 80% de las exportaciones mexicanas tienen como destino a los Estados Unidos y Canadá. Este ejercicio de exportación podría perder fuerza con las amenazas que ha hecho Donald Trump de renegociar o incluso romper el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inlgés). La economía mexicana está temblando, esperando el momento para empezar a quebrarse pues de sus otras tres grandes fuentes de ingresos, remesas procedentes de sus vecinos mencionados, la petrolera estatal Pemex y el turismo, tan sólo la última se mantiene estable y fiable de vista al futuro.

Según cita El Pais, la mayoría de expertos en temas económicos y comerciales apuntan que la principal preocupación del país debe ser la derogación definitiva del NAFTA. "No estamos en los años cuarenta, cuando todo lo que se exportaba se producía íntegramente en México. Hoy, las firmas automotrices y de electrónica solo producen una parte en el país y fabrican prácticamentead hoc", revela Luis Ernesto Derbez, rector de la Universida de las Américas Puebla, citado por el mencionado rotativo.

De acuerdo al también exministro de Economía y de Relaciones Exteriores del expresidente Vicente Fox (presidente de México entre 2000 y 2006), a estas alturas lo mejor que se puede hacer es empezar a negociar con las multinaiconales instaladas en México y trazar una hoja de ruta entre ambos. Algunas gigantes como Ford, que exportó a Estados Unidos tan sólo en 2015 un equivalente a 74.000 millones de dólares, han tenido que doblarse ante las amenazas de Trump aun cuando eso les reportó millonarias pérdidas. Pero Ford es tan sólo el inicio de una tormenta que podría llevarse por delante a otras omnipotentes firmas, como la automotriz General Motors, las tecnológicas e informáticsa IBM o HP, todas importantes en el proyecto económico de Peña Nieto para el país.

Derbez recomienda que México insista en que el actual tratado comercial debe mantenerse como está. "En realidad, debería ser más una modernización y no tanto una renegociación: centrarse en asuntos como el transporte o el comercio electrónico, que no estaban en la mesa cuando se firmó, en 1994", confiesa para El Pais. "Habría que irse a la normativa de la Organización Mundial del Comercio (OMC), con aranceles que, sobre vehículos, son del 3%. Sería asumible", agrega.

Todo esto abre las puertas a China. El gigante asiático recibe apenas un 2% de las exportaciones de México a día de hoy. Junto a la república popular, se puede agregar a otros potenciales socios importantes como Brasil y Corea del Sur, que a estas alturas reciben solamente el 1.3% y el 0.7% de las exportaciones del país norteamericano. @hmorales_gt

 

 

Las exportaciones de México podrían disminuir drásticamente a corto plazo
Comentarios