¿Cómo venden pisos las inmobiliarias durante la crisis del Covid-19?

Agencia inmobiliaria / Pixabay
Agencia inmobiliaria / Pixabay
La emergencia sanitaria está afectando a todos los sectores económicos. Son muchas las empresas que están haciendo malabares para mantener su actividad y las inmobiliarias no son la excepción. 
¿Cómo venden pisos las inmobiliarias durante la crisis del Covid-19?

La crisis del coronavirus está afectando de lleno al sector inmobiliario. Debido al confinamiento y a la parálisis en la que estamos inmersos, la compraventa de viviendas se ha ralentizado. Esto afecta de primera mano a las inmobiliarias, ya que no solo tienen que estar cerradas al público, sino que también han visto afectada su facturación ante la poca probabilidad de cerrar las compraventas. No obstante, aunque algunas agencias han decidido echar el cerrojo, otras han apostado por la tecnología para mantener su actividad. Las proptech, por su parte, aunque también han sufrido los embates de la emergencia sanitaria han echado mano de sus recursos digitales para continuar activas. Pero ¿qué tipo de servicios nos pueden ofrecer las inmobiliarias en esta situación? En este artículo lo explicamos.

Tasaciones online y por videollamada

La mayoría de las inmobiliarias online ofrecen en sus webs unas herramientas de tasación gratuitas que nos pueden servir para obtener un valor estimado de nuestro piso. Estas utilizan la tecnología del big data y los datos propios para hacer las valoraciones y se encuentran disponibles para que podamos hacer uso de ellas desde nuestro sofá.

Los IBuyers, empresas que compran directamente los pisos a los propietarios, hacen uso de la misma tecnología para seguir dando ofertas a sus clientes. Además, recurren a las videollamadas para hacer las inspecciones necesarias en la vivienda para confirmar la propuesta. En condiciones normales, un agente de la compañía lo haría de forma presencial, pero debido a las circunstancias, recurren a lo digital para lograr los acuerdos.

Anuncios, visitas virtuales y servicios de ‘streaming’ para enseñar las viviendas

Un paso imprescindible para vender un piso es la promoción. Las inmobiliarias, tanto online como tradicionales, siguen colgando y gestionando anuncios en los portales inmobiliarios con el objetivo de conseguir compradores para sus clientes. Esta es una fase que se puede hacer totalmente online. Aunque, si decidimos contratar a la agencia en pleno confinamiento, es muy posible que debamos sacar las fotos para hacer el márketing de la casa nosotros mismos. 

Pero ¿qué pasa si un comprador se interesa por nuestro anuncio? Desde el comparador financiero HelpMyCash.com explican que las inmobiliarias online y algunas agencias tradicionales como Engel & Völkers y Century 21 ya ofrecían a sus clientes la realización de visitas virtuales de la vivienda. Esta modalidad ha resultado útil durante el confinamiento, ya que permite el usuario hacerse una idea bastante aproximada de la casa. Si bien es poco probable que una persona se decida a comprar el activo más importante de su vida sin verlo en persona, el realismo de este tipo de recursos aumenta las probabilidades de que, una vez pueda visitar el piso, el interés se convierta en una propuesta de compra.

Además, estas mismas inmobiliarias también recomiendan a sus usuarios utilizar las videollamadas para enseñar las viviendas a los interesados. Esta herramienta está resultando muy útil en estos momentos de crisis y está siendo un recurso sumamente utilizado por las agencias, tanto para aquellas que ya ofrecían el servicio de visitas virtuales como para las que no. Aunque, si vivimos en el piso, al igual que con las fotos, vamos a tener que manejar la cámara nosotros mismos, pero algunas agencias como Housfy nos ayudan a organizar las videollamadas con los interesados.

Asesoramiento a distancia y firmas digitales de contratos

Aunque no podamos dirigirnos hacia nuestra agencia para pedirles ayuda en persona, las que siguen activas siguen atendiéndonos de forma remota. Por ejemplo, podemos llamar a nuestro agente por teléfono, escribirles a través de mensajes de texto y por e-mail, e incluso concertar videoconferencias. Lo mismo si vendemos con una agencia online. De esta manera, el asesoramiento durante el estado de confinamiento lo tenemos garantizado.

Pero ¿qué sucede con la gestión de los documentos que necesitamos para vender? La buena noticia es que algunos trámites pueden gestionarse de forma remota, como es el caso de la nota simple. Además, algunas inmobiliarias como, por ejemplo, Engel & Völkers disponen de un servicio de firma electrónica que nos permite seguir cerrando contratos de arras y reserva. Esto nos permite avanzar de forma significativa en el proceso, ya que, de alguna u otra manera, significa tener atado el negocio hasta que podamos firmar en notaría.

¿Cómo venden pisos las inmobiliarias durante la crisis del Covid-19?
Comentarios