Argentina planta cara al FMI en Davos y dice que no hará más ajustes

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, durante su intervención en el Foro Económico Mundial este jueves. / La Nación
El presidente de Argentina, Alberto Fernández, durante su intervención en el Foro Económico Mundial este jueves. / La Nación
“En plena pandemia tuvimos que lidiar con otro virus no menos destructivo, el endeudamiento tóxico e irresponsable”, reclamó el presidente de Argentina, Alberto Fernández.
Argentina planta cara al FMI en Davos y dice que no hará más ajustes

Posición firme desde Buenos Aires hasta Washington. El Gobierno que hasta ahora es el principal moroso y cliente del mayor prestamista global, le ha dicho ‘no más’ al organismo que cuenta con más de 1 billón de dólares en capacidad de financiamiento para países en crisis. Los inmensos caudales de divisa estadounidense con los que esa nación austral busca revitalizar su economía, sacarla del foso de la recesión y cortar de raíz la inflación, han llegado a la estratosférica cifra de US$323.000 millones. 

Y es que el presidente de Argentina, Alberto Fernández, ha lanzado un mensaje de advertencia al Fondo Monetario Internacional (FMI). Tras años de inyecciones desmedidas de liquidez desde ese organismo bajo condiciones de austeridad que golpean a la población (aumento de impuestos, recorte de pensiones, límites de retiro en efectivo, menor gasto público) la negociación de una refinanciación de la deuda de 44.000 millones de dólares pasa por su momento de mayores obstáculos, pues el mandatario socialista asegura que “no hay más lugar para los ajustes irresponsables”, una concepción muy diferente a la de su predecesor, el expresidente de derecha Mauricio Macri, quien no soportó la presión del FMI a pesar de que él mismo fue quien endeudó a la Argentina por 50.000 millones de dólares más.

“Los recortes, además de ser imposibles de cumplir, perjudican la credibilidad tanto de quien tiene que cumplirlo como de quienes otorgan asistencias irreales”, ha dicho el mandatario durante su intervención en el Foro Económico Mundial, el cual tiene su sede tradicional en Davos (Suiza), pero este año se realizó de forma virtual por la pandemia. 

Argentina cerró el 2020 con una renegociación de la deuda con el 99% de los acreedores privados. “En plena pandemia tuvimos que lidiar con otro virus no menos destructivo, el endeudamiento tóxico e irresponsable”, reclamó Fernández, quien responsabilizó en parte de ese problema al propio FMI. La percepción del presidente argentino es que ese organismo multilateral decidió endeudar deliberadamente al país para obtener una garantía de rentabilidad en los pagos de intereses aunque las renegociaciones redujeran la deuda en un 30% o 40%, o al menos eso es lo que se puede inferir de la contundente posición de Fernández, sucesor de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien llevó a Argentina a la crisis económica más profunda de su historia moderna. 


Quizás también te interesa:

La economía de EE UU cayó en 2020 a niveles de la Segunda Guerra Mundial


“El diálogo con el FMI está en marcha y ha sido, hasta aquí, muy constructivo. El programa que se acuerde con el Fondo será enviado al Congreso para involucrar a toda la clase política en un camino de desarrollo que tenga la sustentabilidad de la deuda, la inclusión social y la transparencia como políticas de Estado”, afirmó el presidente.

Argentina sigue cargando con la presión de ser el país con la segunda inflación más alta del mundo en 2020, después de Venezuela, en medio de una devaluación de su moneda local -el peso- que ha abierto paso a un incremento de la presencia del dólar, el cual a su vez actúa como gasolina al fuego de los precios y al aumento de la desigualdad socioeconómica de la población. 

La pregunta clave es si el FMI está dispuesto a aceptar una renegociación que excluya sus condiciones de ajuste como garantía de pago, pues Argentina no va a reducir los ingresos ni a aumentar más las cargas financieras de un país donde no se llega a fin de mes con un salario mínimo de 13.000 pesos (equivalente a 149 dólares o 123 euros). @mundiario

Argentina planta cara al FMI en Davos y dice que no hará más ajustes
Comentarios