Ya tenemos en el horizonte un nuevo empacho de 'clásicos' entre Barça y Real Madrid

Copa del Rey
Copa del Rey

Dependiendo de la trayectoria de ambos y del de sorteo que tengan en Champions, Barça y Real Madrid podrían enfrentarse de aquí a final de temporada en cuatro ocasiones.

Ya tenemos en el horizonte un nuevo empacho de 'clásicos' entre Barça y Real Madrid

La disputa de las semifinales de la Copa del Rey marcan un punto y seguido en la sucesión de eliminatorias que, semana sí y semana también, se han disputado desde principios de año y que nos ha dejado otra final entre el Real Madrid y el F.C. Barcelona, que se disputará previsiblemente el viernes 18 o el sábado 19 de abril en un escenario todavía por determinar, pero que no es descabellado aventurar que será el estadio de Mestalla en Valencia, vistos los precedentes entre ambos equipos.

Previamente, el 22-23 de marzo, se disputará el encuentro de Liga que este año –con permiso del At.Madrid- se antoja tan decisivo como todos los años.

¿Y qué pasa en las semanas intermedias entre estos dos partidos? Pues que se disputarán los partidos de cuartos de final de la Champions League. Y creo que todos nos hemos planteado lo que puede suceder si ambos equipos superan sus actuales eliminatorias y el capricho del bombo los empareja en cuartos de final: pues que ya volvemos a tener empacho de clásicos en un corto plazo de tiempo.

Si bien es una circunstancia que aún no se ha dado pero que cuenta con posibilidades reales de darse, el sabor de boca que nos dejó el mismo atracón de clásicos de 2011 no fue el que todos esperábamos. Partidos demasiado caldeados, roces entre jugadores de ambos equipos que estuvieron a punto de destrozar el ambiente de la selección española y, en definitiva, una sensación de que cada partido tiene su momento y que juntarlos en un corto espacio de tiempo da más una sensación de empacho que de haber disfrutado de un espectáculo.

¿Evitarlo? Pues sí y no. Habrá quien defienda que se den estas coincidencias en los enfrentamientos, pero también habrá quien defienda que no se puede condicionar la confección del calendario de Liga situando el enfrentamiento entre los dos grandes en las últimas jornadas del campeonato.

No pongamos el carro antes que los bueyes, esperemos a ver si al final se da esta circunstancia y, de momento, confiemos en que la final de la Copa sea ese espectáculo que todos deseamos.

Ya tenemos en el horizonte un nuevo empacho de 'clásicos' entre Barça y Real Madrid
Comentarios