Rafa Nadal: la extraña enfermedad que afecta su pie le obliga a hacer una pausa

Rafael Nadal, tenista español y uno de los mejores del mundo. / Archivo Mundiario
Rafael Nadal, tenista. / Mundiario
El tenista español, conocido como el Rey de la Tierra, puso fin a la temporada 2021 y no jugará torneo alguno hasta el año que viene. La molestia en su pie izquierdo se ha agudizado.
Rafa Nadal: la extraña enfermedad que afecta su pie le obliga a hacer una pausa

Llegó el momento de una pausa. Rafa Nadal decidió poner fin a la temporada 2021: el tenista español no disputará ningún torneo por lo que resta del año. El español no participará en el Abierto de Estados Unidos, último Grand Slam del año, ni en el resto de torneos que cerrarán el calendario del tenis profesional. La principal razón es una lesión en el pie izquierdo que arrastra desde 2005. 

El actual número 4 del ranking mundial ATP anunció de manera oficial, a través de su cuenta de Twitter, la decisión de retirarse por el resto de la temporada, con el objetivo de tomarse un descanso amén de buscar otras alternativas para tratar de aliviar el dolor del pie izquierdo que le aqueja desde hace 16 años, cuando fue diagnosticado con síndrome de Müller-Weiss, una rara enfermedad que genera fuertes molestias, pero que hasta ahora no le había impedido desarrollar su magistral carrera.

"Hola a todos: quería comunicaros que desgraciadamente tengo que poner fin a la temporada 2021. Sinceramente llevo un año sufriendo mucho más de lo que debería con con mi pie y necesito tomarme un tiempo. Después de haberlo hablado con el equipo y familia se ha tomado esta decisión y creo que es el camino a seguir para intentar recuperarme y recuperarme bien", es parte del hilo que publicó el oriundo de Manacor en su cuenta de Twitter. 

Quiero detenerme en estas palabras de Rafa, porque realmente aplaudo y elogio su sinceridad, honestidad y valentía como deportista, pero sobre todo como ser humano, al reconocer que físicamente no puede continuar al ritmo que exige la disciplina y dejar a un lado cualquier presión por ser uno de los mejores tenistas de la historia y lo que representa para este deporte. 

Si se se lo preguntan, la respuesta es sí: Rafa Nadal es mi tenista favorito. He tratado de seguir consecuentemente su carrera deportiva, aunque mi trabajo como especialista en deportes me haya llevado a dar mayor cobertura a otras disciplinas. En el tenis, he estado atento a la trayectoria del máximo ganador de Roland Garros y de 20 grandes en el circuito de la ATP en la llamada era abierta, eso por citar algunos números. 

 

Por ello, cuando leí el comunicado de Rafa en su Twitter, me dije, ¡wow! el US Open tendrá una baja importante, se cae uno de los mejores del cuadro. Ni hablar del hecho de que Roger Federer tampoco ha confirmado su participación, por lo que resulta sencillo intuir que Novak Djokovic tendrá el camino más 'accesible' para superar a sus rivales y alcanzar los 21 títulos de Grand Slam. Así, el serbio tiene el camino libre para dejar atrás al español y al suizo, pero además podría convertirse en el primer tenista de la llamada era abierta que gane los cuatro grandes en un año. 

Esas son solo probabilidades y el tema central de este artículo es, sin duda, la ausencia de Rafael Nadal por lo que resta de temporada. Es una baja sensible, sí, lo es para el deporte español y para los aficionados del tenis, aunque la realidad es que el Rey de la Tierra no quiere forzar su físico y eso se aplaude. 

Una mala temporada

Hay que recordar que en la temporada 2020 muchos tenistas decidieron no arriesgarse tras la reanudación de algunos torneos luego del parón obligatorio por la pandemia del coronavirus. De hecho, Rafa no participó en el US Open 2020 y prefirió entrenar y encarar en excelente forma la temporada 2021. Sin embargo, no todo salió como él esperaba. 

 

En el Abierto de Australia del presente año cayó en cuartos de final ante el griego Stefanos Tsisipas en 5 sets. El inicio de la temporada en tierra batida era el momento esperado para Rafa y sus seguidores, ya que es el preámbulo de Roland Garros, donde el balear es el monarca, justamente en la previa Nadal conquistó el Máster de Roma lo que dejó a Rafa como principal favorito para conquistar Francia, sin embargo se tropezó en semifinales contra el número 1, Novak Djokovic, y el serbio se llevó la victoria y a la postre conquistó el certamen parisino. 

Estas derrotas dejaron al tenista español un tanto reflexivo y decidió no participar en el siguiente grande del año, Wimbledon y a su vez confirmó que no viajaría a Tokio para disputar los Juegos Olímpicos en representación de España, por ende no defendió la medalla de oro conquistada en Río de Janeiro 2016. 

Rafa aseguraba que su intención era llegar a tono para el US Open, certamen que ha ganado en cuatro ocasiones, la última vez fue en 2019.  

La extraña enfermedad  

Para quienes lo desconocen, Rafael Nadal fue diagnosticado en 2005 con una enfermedad calificada como 'rara' y es la Müller-Weiss, se trata de una osteonecrosis espontánea del escafoides tarsiano en adultos, que generalmente suele aparecer más frecuentemente entre los 30 y los 50 años de edad. El síndrome genera en la persona que la padece un dolor importante y progresivo, acompañado de la deformidad del hueso que adquiere la forma de coma.

En la fase inicial, el tratamiento con plantillas y el calzado adecuado pueden mejorar los síntomas, pero cuando el dolor avanza, la cirugía es la única alternativa para aliviar las molestias: incluso en ocasiones será necesario realizar un injerto óseo.

Desde el momento en que el monarca de la tierra batida comenzó a padecer la enfermedad ha usado plantillas especiales para aliviar el dolor y -como ya lo comenté en párrafos anteriores-, eso no le ha impedido desarrollar una carrera prodigiosa en el tenis. Sin duda, todo un ejemplo de gallardía y fortaleza, porque no debe ser fácil ser deportista profesional y de élite sorteando dolores óseos. 

Pedirle algo más a Rafa Nadal sería injusto, creo que a sus 35 años y con un palamarés legendario, es lógico que hoy por hoy quiera dosificarse, que incluso decida qué torneos jugar o cuando debe retirarse. 

Rafa Nadal y su último Roland Garros. / Archivo Mundiario

Rafael Nadal, tenista español, tras conquistar el Roland Garros 2020 / Mundiario

Nadal ha ganado 1028 partidos, con 88 títulos de la ATP, 20 Grand Slam repartidos en 1 Abierto de Australia en 2009; dos Wimbledon (2008 y 2010); 4 Abiertos de Estados Unidos (2010, 2013, 2017 y 2019) y nada más y nada menos que 13 Roland Garros, por ello es el monarca de este certamen al ser el máximo ganador del torneo parisino. 

Pensar o afirmar que Rafa Nadal está cerca del retiro todavía es prematuro, pero algo que no se puede negar es que los años no pasan en vano y el físico de un tenista suele sufrir un mayor desgaste. Me atrevo a decir que quizás veremos a Nadal unos años más dando cátedra en cada partido. Como dicen muchos de los rivales que lo han enfrentado: es uno de los más complicados de superar, no se rinde y te lleva al extremo. Así es Rafa. @mundiario

Rafa Nadal: la extraña enfermedad que afecta su pie le obliga a hacer una pausa
Comentarios