Manchester City: el juicio del siglo comenzará en otoño de 2024

Mansour bin Zayed al-Nahyan dueño del Manchester City. / Archivo Mundiario
Mansour bin Zayed al-Nahyan dueño del Manchester City. / Archivo Mundiario
De acuerdo a medios ingleses, el conjunto mancuniano podría conocer el veredicto final antes del final de la temporada 2024-25.
Manchester City: el juicio del siglo comenzará en otoño de 2024

El Manchester City de Pep Guardiola se halla inmerso en un gran problema. La reciente sanción de diez puntos al Everton ha puesto al City bajo el escrutinio intenso de la Premier League, amplificando la atención sobre posibles irregularidades económicas, que aparentemente rompieron con las normas de fair play de la competición. En febrero pasado, el club fue objeto de señalamientos que implican 115 presuntas infracciones financieras, según informes del Daily Mail.

Este proceso, que se vislumbra como uno de los más trascendentales en la historia de la Premier League, está programado para llegar a un tribunal independiente a finales del otoño de 2024, con una posible conclusión no antes del final de la temporada 2024-2025, coincidiendo con la expiración del contrato de Guardiola.

La Premier League, como paso inicial, debe concluir su meticulosa investigación antes de transferir la responsabilidad a una Comisión Reguladora independiente. Esta entidad será la encargada de examinar detalladamente la documentación pertinente y, en caso de corroborarse las acusaciones, determinar la naturaleza y alcance de la sanción correspondiente.

En Etihad temen lo peor y buscan ganar tiempo

El reciente castigo al Everton ha establecido un precedente que proyecta sombras sobre el posible desenlace del caso del Manchester City. A pesar de esta referencia, el club podría buscar dilatar la decisión final de la Comisión independiente, prolongando así la incertidumbre que rodea su futuro. En caso de que alguna de las partes no esté conforme con el veredicto final, la perspectiva de un recurso parece casi inevitable.

Es vital resaltar que, en caso de una eventual sanción, los cityzens no tendrían la opción de apelar al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). No obstante, podrían explorar vías de redención ante un Panel Judicial de Apelación, planteando cuestionamientos sobre la equidad y transparencia en este intrincado proceso legal.

En este escenario complejo donde los destinos futbolísticos se entremezclan con la incertidumbre financiera, el Manchester City se enfrenta a una encrucijada que va más allá del terreno de juego. La investigación y el consecuente juicio se han convertido en una arena alterna, donde el club y Pep Guardiola, se encuentran en un punto crítico, con el futuro de ambos colgando de un hilo judicial incierto. @mundiario

Comentarios