El Madrid rememora su historial delictivo invitando a su primera victima al trofeo Bernabéu

Sergio Ramos, ejecutor de los dos últimos atracos Madridistas, saludando a sus precursores.
Sergio Ramos saludando a sus predecesores.

Florentino demuestra quien manda en Europa invitando al trofeo Bernabéu al Stade Reims, primera víctima del Real Madrid en sus periplo criminal-deportivo internacional. 

El Madrid rememora su historial delictivo invitando a su primera victima al trofeo Bernabéu

Tras una semana de innovación celebrando presentaciones de jugadores que ya eran suyos, el Cuartel General del Visirato albergó ayer noche la enésima edición del trofeo Santiago Bernabéu, que no pasará a la historia por su fútbol pero si por el detalle de grandeza de Florentino, que le quiso dar un toque de nostalgia invitando al Stade Reims francés. 

¿Por qué nostalgia? Para los pocos que no hayan visto el Mapa de Robos del Real Madrid todavía, el equipo galo fue la primera víctima de los atracos continentales de los blancos, que sería trending topic durante la década en los despachos de los diferentes organismos futbolísticos europeos.

Con un ataque agudo de síndrome de Estocolmo, y posiblemente ayudados por alguna limosna, el presidente del Stade Reims hizo de tripas corazón y olvidó los atropellos sufridos en la década de los 50. Agradeciendo la invitación, el club de Reims se presentó con su once de gala en Chamartín, para enfrentarse al doce de Zidane, al que se veía contento de disputar un partido contra el octavo de la Segunda División francesa, que reúne características similares a los equipos que saldrán del bombo de la UEFA con destino Real Madrid durante la Champions 16/17.

En cuanto al desempeño ‘deportivo’, el Real Madrid fue más Real Madrid que nunca. Y pese a empezar el partido cediendo el control y perdiendo, remontó desde su segundo punto favorito, el del córner, haciendo tres tantos de idéntica factura tras tiro de esquina. Pese a los encomiables esfuerzos por parte de los franceses, que son más malos que el Zika, el trofeo se quedó en casa (5-3)

En el plano individual debemos destacar que Morata demostró con creces que el Madrid ha pagado 30 millones más de lo que vale; y a un James, con su continuidad en el club más en vilo que nunca, dejó detalles aislados y fue ovacionado por lo que más le gusta al público del Bernabéu, un robo, aunque esta vez no fue de un torneo sino simplemente del balón. 

En fin, tras invitar a la víctima de su primer atraco, y punto de partida de su infinito despliegue de asaltos internacionales, que no se extrañe Cerezo si el año que viene el invitado es el Atleti. Que le deben dos. @SirDanielC

>Este artículo también ha sido publicado en la web del autor www.bloggol.es

 

El Madrid rememora su historial delictivo invitando a su primera victima al trofeo Bernabéu
Comentarios