Lewis Hamilton logra la victoria en Abu Dhabi y su segundo campeonato del mundo

Lewis Hamilton celebra el título ondeando la bandera británica/f1fanatic.co.uk
Lewis Hamilton celebra el título ondeando la bandera británica. / f1fanatic.co.uk

El piloto inglés logra el segundo mundial de su carrera en Abu Dhabi tras una carrera con muchas más facilidades de las esperadas al inicio. 

Lewis Hamilton logra la victoria en Abu Dhabi y su segundo campeonato del mundo

El piloto inglés logra el segundo mundial de su carrera en Abu Dhabi tras una carrera con muchas más facilidades de las esperadas al inicio. 

Hay veces que el trabajo de todo un año se decide en situaciones que duran unos pocos segundos. Un pequeño suspiro a destiempo que puede llevar al traste con las aspiraciones de toda una temporada. Tras la carrera de Brasil, Bernie Ecclestone se frotaba las manos, los petrodólares que habían pagado la doble puntuación en la última carrera, tendrían la deseada disputa del título.

Un fin de semana de infarto con los pilotos de Mercedes, liberados de obligaciones en el mundial de constructores, atacándose al máximo para lograr la victoria.

Tres segundos

Tanto preparativo no contaba con un pequeño imprevisto, en competición los errores se pagan, y los errores pueden cometerse en el momento más inoportuno. Así la disputa de este título duraba exactamente tres segundos, los que necesitaría Lewis Hamilton para superar a Rosberg en la arrancada. El alemán hacía patinar su Mercedes en la salida, mientras el inglés se marcaba una salida de manual, con lo que lograba rebasarle y escaparse en solitario. De nada le había servido al pobre Nico la espectacular pole del sábado, un parpadeo o un suspiro a destiempo, fueron suficientes para diluir sus opciones al título. Y es que a Rosberg no le servía con ganar, ya que necesitaba que Hamilton fuese al menos tercero, algo para lo que los Williams parecían dispuestos a colaborar. Por si no fuese suficiente Hamilton marcaba un ritmo demoledor que mandaba a un incómodo Rosberg a más de dos segundos en apenas 6 vueltas. El alemán no lograba sacar todo el potencial del Mercedes lo que provocaba que Massa se mantuviese al acecho.

A perro flaco…

Tras el primer repostaje Rosberg lograba encontrarse más cómodo, y empezaba a marcar buenos cronos salpicando de morado sus parciales. Al mismo tiempo Hamilton quitaba el codo de la ventanilla y empezaba a trabajar un poco por el título. En la vuelta 21 ambos estaban a menos de dos segundos y a ritmo de combate, al menos habría lucha por la victoria. Pero está claro que hoy no era el día de Rosberg, dos vueltas después sufría una inexplicable salida de pista, que le hacía perder tres segundos. En la vuelta siguiente descubríamos la explicación, el ERS había dejado de funcionar, con lo que el monoplaza tenía perdía frenada, y sobre todo potencia. A partir de ahí los sueños de gloria se esfumaban a medida que sus cronos se hundían. En sólo tres vueltas perdía 14 segundos con Hamilton y lo que es peor, veía como le adelantaba Massa sin dificultad. Desde el muro buscaban soluciones alternativas para paliar la situación, que no serían suficientes para evitar el desastre. Dos vueltas después Bottas también le adelantaba, y el propio Hamilton se lo encontraba tras salir del repostaje. Sin embargo Rosberg decidía mantenerse en pista, ya que en caso de abandono de Hamilton, le bastaría una quinta plaza. Algo que no sucedería de ninguna manera, ya que ni Hamilton abandonaría, ni Rosberg lograría la quinta plaza. El alemán lograría llevar al coche a meta en decimocuarta posición, tras ser incluso doblado por Hamilton. A pocas vueltas del final, el equipo incluso le proponía la retirada para acabar con tan inmerecido castigo.

Massa llama a la puerta

En una carrera en la que los focos se fijaban en la desgracia de Rosberg, de repente Williams resucitaba. En un hecho insólito durante toda la temporada, la escudería de Grove tomaba una inédita decisión, ser agresivos y buscar la victoria. Así Massa alargaba el segundo stint, para encarar un tercero más corto y poder montar ruedas blandas. A diez vueltas del final con ruedas nuevas, rodaba a 10 segundos de Hamilton, e iniciaba una brutal serie de vueltas rápidas. Sin embargo no sería suficiente para darle alcance, llegando a poco más de dos segundos del inglés. Sin embargo Williams recogería el premio de un trabajo bien hecho, al situar a sus dos pilotos en el podio, un podio que hoy sería la “fiesta Williams” con permiso de Hamilton.

El resto

Decía Alonso el sábado que los protagonistas de hoy serían Hamilton y Rosberg, y del resto “nosotros andaremos por ahí, por la pista, sin molestar mucho”. Ese lema pareció cundir entre el resto de pilotos, con una carrera insulsa, con poca emoción y sobre todo alejada de los focos. En el caso del asturiano, su despedida de Ferrari fue en perfecto resumen de lo que ha sido la temporada, una absoluta frustración. Con un monoplaza mermado hasta el extremo de ser incapaz de pasar por velocidad a un Caterham, la novena plaza parece un lugar adecuado para lo visto hoy. Pese a todo le serviría para estar por delante de Raikkonen, y dejar un implacable 16-3 en el enfrentamiento directo, favorecido por dos abandonos de Alonso. No está mal para un piloto al que Matiacci acusaba de forma implícita de falta de motivación.

La gloria

En una carrera que empieza al atardecer y acaba en plena noche, el final perfecto suele ser un espectáculo de pirotecnia. Maldonado decidía adelantarse, dejando una espectacular explosión del motor de su Lotus. Diecinueve carreras después, hemos visto la primera fumarola, de las muchas que se preveían.

Sin embargo el homenaje real sería para el campeón, un Lewis Hamilton que no dudaba en hacer trompos por el circuito y pasear la bandera británica. El inglés confesaría sentirse muy satisfecho por el segundo título, del que afirma sentirse aún más orgulloso que del primero. En el podio tenía palabras de recuerdo para su compañero de equipo, que no dudó en subir al antepalco para felicitarle por la victoria.

Clasificación final del Gran Premio de Abu Dhabi
1º Lewis Hamilton (Mercedes)
2º Felipe Massa (Williams)
3º Valtteri Bottas (Williams)
4º Daniel Ricciardo (Red Bull)
5º Jenson Button (Mclaren)
6º Niko Hulkemberg (Force India)
7º Sergio Pérez (Force India)
8º Sebastian Vettel (Red Bull)
9º Fernando Alonso (Ferrari)
10º Kimi Raikkonen (Ferrari)
11º Kevin Magussen (Mclaren)
12º Jean Eric Vergne (Toro Rosso)
13º Romain Gosjean (Lotus)
14º Nico Rosberg (Mercedes)
15º Esteban Gutiérrez (Sauber)
16º Adrian Sutil (Sauber)
17º Will Stevens (Caterham)

 

Lewis Hamilton logra la victoria en Abu Dhabi y su segundo campeonato del mundo
Comentarios