FC Barcelona: ¿Por qué la operación Kimmich sufrió un primer traspié?

Joshua Kimmich,  jugador del Bayern. / @fcbayernes
Joshua Kimmich, jugador del Bayern. / @fcbayernes
Según Sport, varios factores obstaculizan el avance de las negociaciones. Se anticipa un largo camino hasta alcanzar un acuerdo.
FC Barcelona: ¿Por qué la operación Kimmich sufrió un primer traspié?

El FC Barcelona busca con urgencia un pivote que pueda liderar el centro del campo. La decepcionante experiencia con Oriol Romeu esta temporada ha activado todas las alarmas, y la dirección deportiva está explorando los principales campeonatos de Europa en busca de un digno sucesor de Sergio Busquets a un precio asequible. Sin embargo, la tarea ha sido prácticamente imposible, ya que futbolistas con esas características valen su peso en oro.

Ante esta situación, al Barça no le queda más remedio que seguir la hoja de ruta para hacerse con los servicios de Joshua Kimmich. Subrayado y en letras mayúsculas, así figura el internacional alemán en la agenda de Deco, un jugador que ha sido uno de los principales deseos no cumplidos de Xavi para reemplazar a Busquets en el equipo.

El verano pasado, fichar a Kimmich era una tarea imposible, ya que le restaban dos años de contrato y el Bayern se mostraba reacio a escuchar ofertas por su cerebro. Sin embargo, ahora la situación ha cambiado, ya que el próximo año Kimmich podría marcharse sin dejar un solo euro en las arcas del gigante bávaro.

¿Qué implica esto? Sencillo: el Bayern podría endurecer su postura para evitar la huida de su futbolista en tales circunstancias, presionando para que se marche ahora, siempre y cuando se cumplan sus condiciones, que no son otras que un acuerdo satisfactorio entre todas las partes involucradas.

Existen factores que atentan contra la operación

Lo primero que quiere hacer el club es llegar a un acuerdo con el futbolista, pero según Sport "las negociaciones están paradas debido al desacuerdo económico entre la oferta presentada por el FC Barcelona y los deseos económicos del jugador alemán." Las fuentes contactadas por el rotativo aseguran que los 19.5 millones de euros brutos que cobra actualmente Kimmich representa en estos momentos una carga inasumible para los blaugranas, porque existen dos elementos que retrasan cualquier tipo de acuerdo:

"El Barça, antes que nada, debe cumplir con la regla 1:1, algo que todavía no ha logrado y que depende de la entrada de dinero de Libero." Para contextualizar, Libero Football Finance AG es un fondo de inversión que acordó con la junta de Joan Laporta la compra del 10 % de Barça Visión a cambio de 40 millones de euros, a través de una operación con Bridgeburg Invest.

Hasta la fecha, ese dinero no ha llegado a la cuenta bancaria del club catalán, por lo tanto, la imposibilidad de maniobrar con soltura durante las negociaciones con Kimmich es un hecho. Además, en los próximos días, la situación podría empeorar debido al aumento de los salarios de jugadores como Robert Lewandowski, lo que afectará el equilibrio salarial que tanto persigue Laporta.

Por ahora, según detalla Sport, "las exigencias de Kimmich chocan con las necesidades del Barça, por lo que habrá que ver en los próximos meses qué acaba pasando con esta posible incorporación." En conclusión, queda un largo camino por recorrer hasta que el Bayern deje marchar a uno de sus buques insignia. Joan Laporta tiene que remangarse primero y cumplir otros objetivos, como las exigencias del Fair Play Financiero de LaLiga, antes de poder incorporar a la estrella alemana.@mundiario

Comentarios