Javier Tebas alardea de madridista mientras el fútbol español toca la pandereta

Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional. / LFP
Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional. / LFP

El presidente de la Liga de Fútbol Profesional confirma lo que era un secreto a voces ante la indignación de millones de aficionados y el silencio de los clubes.

Javier Tebas alardea de madridista mientras el fútbol español toca la pandereta

Por sus hechos les conoceréis... Y nunca mejor dicho, ya que no hacía falta que Javier Tebas manifestase públicamente su deseo de que el Real Madrid gane la (su) liga, porque es algo en lo que el controvertido mandamás del fútbol profesional español ha puesto todo su empeño en las últimas temporadas.

Y así, con sus declaraciones realizadas hace unos días en el programa deportivo El partidazo de la Cadena Cope en las que ha vuelto a proclamar su madridismo a voz en grito, no ha hecho más que avivar la polémica y no dejar dudas sobre que el Real Madrid volverá a ser, una temporada más, el gran favorecido en los despachos.

Pero todavía es más sorprendente que el resto de clubes se hayan puesto de perfil y no hayan salido en tromba a echarle en cara esas declaraciones, ya que cualquier equipo que se enfrente a los merengues sabe de antemano que sale con el partido condicionado desde antes del pitido inicial. Por ejemplo, la larga mano de Tebas hace y deshace los cuadros de horarios y siempre, ¡oh casualidad!, el favorecido es el club de sus amores. En otras ocasiones - casualmente después de los parones FIFA - los Florentino's boys suelen jugar dos partidos seguidos ante equipos bizcochables, uno de ellos bajo su atenta mirada desde su butaca en el palco de la corrala del Bernabéu.

Javier Tebas, del mismo modo que políticamente siempre ha simpatizado con la ultraderecha, deportivamente puede tener sus simpatías por el equipo que le dé la gana, aunque lo que es bochornoso es que lo manifieste en público a la menor ocasión. Porque así de explica como, por ejemplo, en una gala de LaLiga se sacó de la manga un premio para que Cristiano Ronaldo se llevase a su casa un trofeo que no se había ganado sobre el cesped.

Para finalizar, insisto en lo verdaderamente grave: ¿Por qué los equipos tragan con esta situación? ¿Cómo compran su silencio? ¿De verdad que merece la pena que pierdan su dignidad por un fajo de billetes en lugar de poner de patitas en la calle a un tipo de esa calaña y nombrar a un auténtico gestor deportivo? 

Lo más bochornoso es que ni con ese apoyo descarado el Real Madrid de Tebas es capaz de ganar la liga española, por lo que de momento no deja de ser un mero aprendiz de Blatter y de Infantino, dos palanganeros del Visir de Chamartín, quienes sí que han sabido amañar sorteos y perpetrar atracos para conseguir trofeos que han servido para limpiar las telas de araña de las vitrinas de la Casa Blanca. @Bajarlaalpasto 

>Este artículo también está publicado en el blog www.bajarlaalpasto.com

 

Javier Tebas alardea de madridista mientras el fútbol español toca la pandereta
Comentarios