El león Iñaki Williams ha roto el mito de los 8 apellidos vascos

Iñaki Williams 2015
Iñaki Williams es la sensación del Athletic de esta temporada.

Nadie podría imaginar hace unos años que un delantero de apellido Williams pudiese vestir la camiseta del Athletic. Iñaki lo ha logrado merecidamente.

El león Iñaki Williams ha roto el mito de los 8 apellidos vascos

Nadie podría imaginar hace unos años que un delantero de apellido Williams pudiese vestir la camiseta del Athletic. Iñaki lo ha logrado merecidamente.

Todos sabemos que es muy difícil hacerse un nombre en el mundo del fútbol. Eso sí, en un equipo como el Athletic de Bilbao, que siempre cuidó de su cantera y sólo recurre a buscar fuera lo que no encuentra en casa, el empeño es un poco menos complicado. Lo que sucede es que si alguien le dice hace un par de años que la sensación rojiblanca de este año es de raza negra y responde al nombre de Williams… pues seamos sinceros, muchos no nos lo hubiésemos creído.

Siempre se ha puesto el ejemplo de los de San Mamés a la hora de cuidar de sus categorías inferiores. Y eso precisamente es lo que ha sucedido con el espigado delantero bilbaíno, que después de traerlo de Pamplona ha crecido en el filial del Athletic para ser este año futbolista de la primera plantilla a todos los efectos. 19 partidos y un gol en la temporada pasada y una racha en este año que incluye 5 goles en la última semana que hace pensar que Iñaki Williams será titular en la alineación del Athletic en lo que resta de campaña.

De padre ghanés y madre liberiana, Iñaki Williams nació en Bilbao adonde habían emigrado sus padres en búsqueda de una mejor vida que en sus países no era posible. Fue en Navarra donde malvivieron de la recolecta y del cuidado de animales y donde su joven hijo empezó a destacar dando patadas al balón, mostrando su velocidad y todo ello ayudado por unas cualidades físicas excelentes para la práctica del fútbol. Pronto el Athletic le echó mano a ese diamante. Sólo faltaba pulirlo.

Su debut en Primera División se produjo hace menos de un año, en el estadio del Nuevo Arcángel en Córdoba el 6 de diciembre del pasado 2014. Ya en el mes de enero disputó su segundo partido en Primera, esta vez en Riazor ante el Deportivo. Y fue en esta fecha cuando al que esto escribe le sucedió su particular anécdota: cuando anunciaron el cambio por megafonía no acerté a escuchar el nombre del futbolista que iba a salir al campo, pero desde luego ni me imaginaba que habían dicho “Williams”. El caso es que se produjo el cambio y cuál fue mi sorpresa al ver que el jugador que había entrado con la camiseta del Ath. Bilbao era de raza negra. Nada más terminar el partido y llegar a casa me dispuse a buscar por internet quien era ese futbolista que había jugado esos últimos 15 minutos. “¿Williams?” “¿Pero cómo va a jugar alguien llamado Williams en el Athletic?”. Acostumbrado toda mi vida a ver a los Amorrortu, Iturraspe, Goikoetxea, Etxeberría, etc, el nombre de Williams se me antojaba imposible para un Athletic. Indagué un poco más y su nombre de pila, Iñaki, ya me abrió un poco de luz. El apellido no era vasco, pero ya entendí que el equipo vasco no había dejado atrás su política. Eso sí, este hijo de emigrantes africanos se ha ganado a pulso un hueco dentro de la exigente filosofía del Athletic.

En un año en que su entrenador Valverde ha optado por alinearle en la banda derecha para aprovechar su velocidad y formar un temible ataque junto a Raúl García y Aduriz, Williams ha roto todos los tópicos y no solo en lo referente a su apellido. El nuevo San Mamés tiene un nuevo ídolo, pero esta vez no es un león, es toda una pantera.

El león Iñaki Williams ha roto el mito de los 8 apellidos vascos
Comentarios