Gerard Deulofeu va en busca de una oportunidad fresca para brillar

Gerard Deulofeu. / barcelona.com
Gerard Deulofeu. / barcelona.com

El futbolista vuelve a Barcelona, el club que lo formó y lo ha visto crecer. El catalán fungirá como un relevo natural para la MSN.

Gerard Deulofeu va en busca de una oportunidad fresca para brillar

La cruda verdad es que Gerard Deulofeu ya ha tenido múltiples oportunidades para despegar, y hasta ahora, todo ha quedado en una promesa a futuro. Quizá este es el último tren para el joven jugador, al menos en Barcelona. 

Su irrupción en el fútbol llegó de la mano del Barcelona B, un jugador con señas de crack pero también con ínfulas de mimado. El jugador jamás ha llegado a ser una realidad, y a pesar de su corta edad el crédito es algo que se le puede acabar muy pronto en suelo culé.  

Desde Barcelona siempre se ha querido hacer saber que se tiene una joya entre manos, y es por ello que a pesar de las aventuras de Gerard en el Everton, Sevilla, o el Milán, el club jamás lo ha dejado de ir del todo. Siempre se aferraron a ese presentimiento que dice que el jugador puede marcar una época en Barcelona.

Sin embargo otros jugadores con la experiencia de Gerard y su edad ya habían despuntado mucho más que el joven ariete. Sin ir muy lejos, Messi a su edad ya era el líder indiscutible del juego blaugrana, o Neymar, ya había alzado varios títulos también vestido con la del Barça.

Quizás la falta de opciones en el mercado ha vuelto abrir una oportunidad para el joven jugador que ya tiene a sus espaldas decepcionantes experiencias en equipos medianos y al menos un grande, o en el mismo Barcelona, dónde Luis Enrique no lo vio capacitado para formar parte del conjunto que ganaría grandes cosas.

Para hacer aún más agravante la comparativa, a la misma edad que tiene Gerard al día de hoy, Neymar ya había marcado 136 goles con el Santos. En su primera temporada con el Barcelona el brasileño marcó 15 goles y dio 13 asistencias. Unos zapatos difíciles de llenar para Deulofeu. 

Como sea, será el jugador quien tendrá que tomar cartas en el asunto. Desde la pretemporada tendrá que dar señas no sólo de su calidad, que se presupone que tiene, sino de su compromiso para con la camisola y la afición. Las estrellas en el vestuario culé ya están copadas, de aquí en adelante todo dependerá del jugador.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Deportes

 

Gerard Deulofeu va en busca de una oportunidad fresca para brillar
Comentarios