Fonsi Loaiza equivoca gravemente su estrategia y se acerca peligrosamente a lo que critica

Fonsi Loaiza
El periodista Fonsi Loaiza.

Fonsi Loaiza equivoca su estrategia de nuevo y da un millar de argumentos a la Caverna para que le sigan repartiendo bofetones a diestro y siniestro.

Fonsi Loaiza equivoca gravemente su estrategia y se acerca peligrosamente a lo que critica

Hace un par de años Fonsi Loaiza saltó a la arena del circo del periodismo deportivo tras una entrevista con Jose Ramón de la Morena en El Larguero que Siro López aprovechó para realizar una secuela televisiva, que si bien no dejó claras las intenciones de nuestro protagonista, aumentó una repercusión en las redes sociales bien ganada por su trabajo en El País y sus blogs, especialmente en Twitter, dónde a día de hoy se acerca a la nada despreciable cifra de 20,000 seguidores, que ya quisiera yo para mi.

Desde esas dos intervenciones, Fonsi ha intentado continuamente denunciar una obviedad palmaria: la utilización de los medios de comunicación a través de títeres televisivos a sueldo para fines que van más allá del mero debate o la información y la rápida metamorfosis del periodismo deportivo en un show sectario de medio pelo. También intentó sin éxito plantear unas cuantas propuestas que podemos definir como, cuánto menos, rocambolescas, en lo que será recordado como una inmolación pública sin más víctimas que él mismo, degollado por una manada de showmen con sed de sangre jovén.

El fondo de Fonsi era bueno, aunque su puesta en escena y su estrategia, fue digna del Real Madrid del 5-0: salida temeraria, gol del Barça; respuesta agresiva, gol del Barça; agazapados atrás para evitar la goleada, tres goles del Barça; desesperación y patada de Sergio Ramos, tarjeta roja y para casa. La prueba de que su estrategia es fallida es que, según él mismo, recibe multitud de ofertas de los programas que él mismo crítica.

Defensor de las ‘nuevas políticas’, Fonsi parece no haber aprendido nada de las viejas estrategias que se esconden tras ellas. Sirva de ejemplo la de Pablo Iglesias, y la manera en que el politólogo se convirtió en político manejando los medios para alcanzar las instituciones. Iglesias se prestó a formar parte de todo tipo de gallineros sin importar que muchos de ellos sirviesen para dar audiencia y dinero a esos mismos millonarios que desprecia en su discurso, para una vez alcanzado su propósito de llegar al poder - si éste no le hace cambiar de opinión como parece ser que ya estar sucediendo - implosionar el sistema desde el control de los mismos medios que le lanzaron al estrellato.

Loaiza sin embargo, se ha puesto en modo kamikaze lanzando su ultraligero sin apenas combustible contra un portaaviones. Su denuncia a Pedrerol ante la Asociación Española de Periodistas Deportivos - liderada por los colaboradores del presentador -, o su intento de reprender a Radio Marca - desde un programa de la misma Radio Marca-, son dos claros ejemplos de intentar matar a un elefante con una escopeta de perdigones.

Tras las apariciones que mencionábamos al principio de este artículo y acorralado por la casta periodística, lejos de hacer autocrítica, aprender de los errores y modificar la estrategia, Fonsi ha continuado una deriva que le acerca peligrosamente más al nivel de lo que critica que de lo que defiende: mal en las formas y equivocando el fondo.

Ni posesión, ni contragolpe, en una búsqueda continua de la confrontación que incluso llega al nivel del insulto directo - cuándo perfectamente le puedes llamar 'tonto' a alguien sin decirlo explícitamente (yo lo hago aquí todo el tiempo) -, a la descalificación ya no profesional, sino personal; al intento de estigmatización de los familiares de sus enemigos cuándo las ideas de aquellos no concuerdan con las suyas; y a la inoportuna mezcla de idearios políticos que poco tienen que ver con su fin principal.

Fonsi ya no solo está equivocando la estrategia, además está errando gravemente con el discurso. Y eso no es sino una señal de que posiblemente se está convirtiendo en uno de ellos, con la diferencia de que lo hace gratis. @SirDanielC

Fonsi Loaiza equivoca gravemente su estrategia y se acerca peligrosamente a lo que critica
Comentarios