Buscar

MUNDIARIO

Fede Valverde, el todoterreno protegido por Zinedine Zidane

El charrúa se erigió como el mejor futbolista del Madrid ante el Galatasaray. Su actuación fue fundamental para que su equipo dependa de sus propias fuerzas para acceder a los octavos de final de la Champions League. 
Fede Valverde, el todoterreno protegido por Zinedine Zidane
Fede Valverde. / Instagram
Fede Valverde. / Instagram

Uno de los temas más recurrentes en los últimos dos meses ha sido la mala planificación deportiva del Real Madrid de cara a la temporada 2019-2020, particularmente después de gastarse poco más de 300 millones para remozar a una plantilla desgastada en los últimos dos años. 

Sin embargo ante el Galatasaray, los merengues cimentaron su triunfo gracias al accionar de Fede Valverde, un chico uruguayo que llegó proveniente de Peñarol hace cuatro años y que poco a poco se ha ganado con buenas actuaciones el derecho a ser indispensable en el once de Zinedine Zidane, muy a pesar que algunos expertos creyeron que terminaría siendo un actor residual o que saldría traspasado.

Pero las cosas cambiaron radicalmente.La zona que se ha visto más perjudicada por los mencionados errores de planificación ha sido la medular, porque sin contratación del deseado Paul Pogba, Zinedine Zidane permitió las salidas de Dani Ceballos, Marcos Llorente y Martin Odeegard.El marsellés tampoco vislumbró un reemplazo para Casemiro y por ende el brasilero se ha visto obligado a jugar casi sin descanso. 

No obstante, el mérito de Zidane fue mantener al oriundo de Montevideo en el primer equipo. Vio que sería de utilidad y probablemente por eso no quiso traer a Christian Eriksen o a Bruno Fernandes, para no cortar la progresión de su futbolista, aunque esto lo privara de contar con el sustituto a medio y largo plazo de Luka Modric que ha vivido en estos primeros compases de la campaña entre algodones. 

Esta decisión le ha permitido a los merengues disfrutar del fútbol de Valverde cuyos ingredientes son: grandes dosis de trabajo, sacrificio y toque. Todavía tiene detalles que pulir, como por ejemplo tener mayor llegada en el área rival, pero seguramente continuará ganando confianza para atreverse a ello. El sudamericano tumbó la puerta en Estambul, porque ha aprovechado sus oportunidades,  ahora le toca seguir creciendo porque el futuro del Madrid en el centro del terreno pasa por sus botas junto con Odeegard. @mundiario