España hace historia al ganar la Liga de las Naciones frente a Francia

Selección femenina de fútbol de España celebra la Liga de Naciones. @SEFutbolFem
Selección femenina de fútbol de España celebra la Liga de Naciones. / @SEFutbolFem
España se consagra como campeona de la Liga de las Naciones al vencer a Francia 2-0 en una final épica en el estadio de La Cartuja.
España hace historia al ganar la Liga de las Naciones frente a Francia

España escribió un nuevo capítulo en su historia futbolística al alzarse con la victoria en la primera edición de la Liga de las Naciones, derrotando a Francia por 2-0 en una final emocionante celebrada en el estadio de La Cartuja. El ambiente fue eléctrico, con un récord de asistencia de 32,657 espectadores que presenciaron el triunfo de la selección española, consolidándola como líder indiscutible en el ranking FIFA.

Desde el inicio del partido, tanto España como Francia mostraron sus cartas sin reservas, alineando los mismos equipos que habían enfrentado en las semifinales contra Países Bajos y Alemania, respectivamente. El equipo español demostró una intensidad y determinación desde el primer momento, algo que en el pasado había sido una debilidad en este tipo de encuentros de alto nivel. No se conformaron con dominar la posesión del balón, sino que también buscaron constantemente el ataque.

Salma, quien se ha destacado como una jugadora clave, tuvo la primera oportunidad destacada del partido después de una combinación con Mariona en el área, pero su disparo fue bloqueado por la defensa francesa. A lo largo del encuentro, Salma continuó creando oportunidades con sus desmarques y regates, aunque no logró concretar.

El equipo español finalmente abrió el marcador pasada la media hora de juego, con un gol de Bonmatí tras un centro de Olga. Este gol fue un reflejo del talento y la determinación del equipo español, que supo mantener la compostura incluso cuando Francia intentó reaccionar.

En la segunda mitad, Francia tomó el control del juego, presionando en campo contrario y aprovechando la velocidad de sus jugadores en los costados. Sin embargo, fue España quien amplió su ventaja con un gol de Mariona, quien conectó un pase de Athenea desde la banda derecha.

Ante la desventaja, el equipo francés intentó cambiar el rumbo del partido, pero se encontró con una España más madura y compacta, capaz de resistir cualquier intento de reacción. A pesar de los cambios realizados por el entrenador francés, España mantuvo su ambición y calidad, asegurando así su victoria en esta histórica final de la Liga de las Naciones. @mundiario

Comentarios