El rodillo alemán pasa por encima de Barça y Real Madrid y los aleja de Wembley

Bayern Múnich y Borussia Dortmund demuestran su superioridad, pasan por enciman de Barça y Madrid y, prácticamente, impiden que se juegue la final española en Wembley. ¿O habrá milagro?
El rodillo alemán pasa por encima de Barça y Real Madrid y los aleja de Wembley

P1010258Hinchas alemanes expresan su euforia/ Euro-kick.com via Compfight

Los partidos de ida de semifinales de la Champions League han supuesto que, salvo milagro, sea imposible que se dispute la tan deseada final española en Wembley. Los representantes del fútbol alemán pasaron por encima de Barça y Real Madrid, dejándoles en una situación muy difícil de cara a los partidos de vuelta.

En la primera semifinal, el Bayer ninguneó a un Barça irreconocible, aplicándole un severo correctivo que amenaza con dejar secuelas en el equipo culé. El resultado (4-0) es fiel reflejo de la diferencia entre ambos equipos, ya que el equipo bávaro jugó a un ritmo altísimo, mientras que los azulgranas nunca dieron la sensación de poder hacer frente a la avalancha que se les avecinaba.

El centro del campo alemán, comandado por dos inconmensurables Schweinsteiger y Javi Martínez, ninguneó el juego de posesión y pase en corto de Xavi, Busquets e Iniesta. Por las bandas tanto Robben como Ribery, apoyados por los desdoblamientos de Lahm y Alaba, desbordaban una y otra vez llegando al área y creando permanentemente situaciones de peligro. Y en punta, Mario Gómez y Müller generaban una ocasión de gol tras otra ante la desesperación de Valdés y su defensa.

Y al día siguiente en Dortmund se repitió la historia (4-1). Un Borussia muy joven dio toda una lección al todopoderoso Real Madrid y, si en este caso el equipo español consiguió un gol que le da ciertas opciones para la vuelta, fue gracias a un garrafal fallo defensivo de los alemanes. El equipo local, empujado por una afición increíble, jugó un partido sensacional, sobre todo en el inicio de la segunda parte, precisamente cuando parecía que el equipo merengue podía controlar el partido, tras haber conseguido empatar a un minuto del tiempo de descanso.

Impresionante el encuentro jugado por Gündogan, un joven y talentoso mediocentro, que manejó el partido a su antojo, desactivo a Xabi Alonso y conectó cuantas veces quiso con el trío mágico formado por Reus, Götze y Lewandowski, quienes a su vez combinaban y habilitaban a los dos laterales que se pasaron los noventa minutos percutiendo cada uno por su banda. Y mención especial merece la mezcla explosiva de calidad y efectividad que demostró el delantero polaco Lewandowski, quien con sus cuatro goles ridiculizó a Pepe y a sus acompañantes.

Tanto Barça como Real Madrid se presentaron en los campos de sus rivales alemanes con la misma actitud que cuando visitan a cualquier equipo de la liga española, y esa falta de intensidad les pasó factura. Los dos grandes del fútbol español se han acostumbrado a ganar en las competiciones domésticas con excesiva suficiencia, y al enfrentarse esta semana a dos equipazos que conjugan a la perfección técnica y un poderío físico descomunal, se han visto con crueldad todas sus carencias.

Así es que, a la vista de la superioridad demostrada por Bayern y Borussia, la soñada final española en Wembley tendrá que esperar para mejor ocasión.

El rodillo alemán pasa por encima de Barça y Real Madrid y los aleja de Wembley
Comentarios