El Barcelona humilla al Madrid en un baile que provoca gritos de Florentino dimisión

Screen-Shot-2015-11-21-at-10.37.30-PM
Suárez y Neymar celebran un gol en el Bernabéu. / RRSS

El Barça barre al Madrid con un baile de época en la Casa Blanca y deja a Benítez al borde de la destitución y al equipo blanco a seis puntos de un líder que se afianza.

El Barcelona humilla al Madrid en un baile que provoca gritos de Florentino dimisión

Volvía la Liga Florentino Pérez, con el Clásico del Bernabéu. Tras el himno de la pedantería, una bonita versión de la Marsellesa – que bien podía haber sido en solidaridad con Valbuena – homenajeó a las víctimas de los atentados de París.

Nadie se esperaba lo que iba a pasar tras el pitido inicial. Incluso, en una interpretación literal de la ley, los que acudieron al estadio Bernabéu esta tarde, estarían en todo su derecho de pedir una devolución de la entrada, porque lo que nuestros piperos favoritos iban a ver era fútbol, pero les pusieron un baile. Y el Barcelona humilló al Madrid en este baile que provocó gritos de Florentino dimisión.

El doce alineado por Florentino fue una de las cosas más surrealistas que se han visto en los últimos tiempos en Chamartín: Danilo, un fracaso absoluto tras solamente un tercio del campeonato; Ramos, para el que algunos pedían no hace mucho el Balón de Oro por rematar córners y cuyo nivel – no achacable al golpecito que tiene en el hombro – no merece comentario alguno; Benzema, detenido la semana pasada por traicionar a un amigo; James, fuera de forma; Kross, que más que un mariscal, es un marisquero; Bale, celebrando todavía la clasificación de Gales para la Euro 2016; y Cristiano, que batió otro record con una nueva agresión no pitada por tercer partido consecutivo. Mister Portugal está más que para irse al PSG, para irse a Madeira a sacar brillo a los trofeos individuales de su museo. Lamentable el papel del 7. El mejor del Madrid, Munir, y como no, un colegiado que perdonó la expulsión a Ramos – con penalty incluido – y al mismo Cristiano. Kevin Roldán está esperando su llamada habitual tras perder por cuatro.

El primer tiempo fue simple y llanamente un destrozo que inauguró Suárez en el minuto 10 y cerró Marcelo salvando el 0-3 en el último segundo. Antes, Neymar había puesto al Barcelona dos arriba. El Real Madrid fue un equipo destrozado contra un Barcelona que les barrió al tran tran y sin Messi. Se escucharon gritos de ‘Florentino dimisión’ pese a que él Dictador seguramente escuchó ‘Florentino selección’. Debe quedarse, si no es por su gestión deportiva, por sus dotes de adivino. ¿Quién sino él podría haber entregado 70,000 pancartas blancas al inicio del partido en previsión de que serían agitadas en el descanso? Genialidad.

El Bernabéu dejó de silbar a Piqué para pitar a su equipo, y en especial a Cristiano Ronaldo, que está tan fuera del mundo del fútbol que no hizo ni gestos. La MessINdependencia es un hecho, casi tanto como el finiquito de Benítez que solo piensa en pedir la cesta de Navidad para rescindir el contrato.

El segundo tiempo estaba para el mejor jugador del mundo. Salió el 10 tras el gol de Iniesta tras gran asistencia de un Neymar imperial. Y pese a ser su primer partido dejó su sello de calidad acción tras acción y con una asistencia para Suárez, que hoy pese a estar un tanto chupón, completó su doblete. Benítez fue incapaz de reaccionar y solo se le ocurrió sacar a Carvajal, es de suponer que para ver si cazaba a alguien. Pese a que el canterano lo intentó, fue Isco el que frustrado, se llevó la roja tras una patada por detrás digna del mejor Sergio Ramos. Mención especial para Claudio Bravo que evitó que el Real Madrid maquillara un resultado que no se puede esconder ni tras 50 kilos de pote.

La realidad es que, el Barcelona, que se pone seis puntos por encima del Madrid, perdió una oportunidad de meter siete u ocho goles tras sacar a Munir, que hizo otro partido bordeando el ridículo.

Veremos como reacciona la Caverna a lo de hoy. Si un 2-1 en el Camp Nou hizo que el equipo saliera reforzado y un 0-0 en Paris fue poco menos que la gesta más grande del siglo XXI, nuestros amigos de la Central Lechera sabrán sacar partido a un 0-4 ante el Barcelona sin Messi. Zuckerberg por su parte, ya está sacando un filtro en solidaridad con el Madridismo. Yo me lo pongo. @SirDanielC

> Este artículo también ha sido publicado en el blog de su autor www.bloggol.es

 

El Barcelona humilla al Madrid en un baile que provoca gritos de Florentino dimisión
Comentarios