Bastian Schweinsteiger: el valor de una voluntad inquebrantable

jugador-aleman-del-manchester-united-bastian-schweinsteiger-durante-partido-champions-2015-16-1470129196689
Bastian Schweinsteiger. / RRSS

La llegada de José Mourinho a Old Trafford ha supuesto el episodio más oscuro en la vida de Bastian Schweinsteiger. Después de tres meses conviviendo con el equipo reserva, participó en el entrenamiento del primer equipo del Manchester United.

Bastian Schweinsteiger: el valor de una voluntad inquebrantable

“El fútbol es un estado de ánimo”, dijo una vez Jorge Valdano. Un día te levantas eufórico y te comes el mundo, pero al día siguiente el mundo te devora a tí. Un día eres una superestrella y al siguiente nadie te recuerda. En definitiva, hay una línea muy delgada que separa a los futbolistas de convertirse en superestrellas o caer en el olvido. A sus 32 años, Bastian Schweinsteiger, está sufriendo la cara más amarga del fútbol.

El verano pasado y después de 17 años defendiendo los colores del Bayern de Múnich alemán, Schweini decidió dejar el calor de su Baviera natal para recalar en la fría Manchester. Allí le esperaba Louis Van Gaal, con quien ya coincidió en su etapa en el club muniqués. Habiendo ganado todo y lejos de acomodarse, Bastian, intrépido y ávido por vivir una aventura en el país donde se inventó el fútbol, decidió dejar de tocar el cielo para bajar al infierno.

El técnico holandés le comenzó a dar minutos, pero su rendimiento no se correspondía con el esperado. El motivo de sus discretos números no era otro que los problemas físicos que llevaba arrastrando desde su último año en Alemania. Además, Van Gaal achacaba su bajo estado de forma a la supuesta distracción que supuso su boda con la tenista serbia, Ana Ivanovic. En consecuencia, su participación en el equipo fue casi nula.

Después de una temporada para el olvido, Van Gaal fue relegado del banquillo de Old Trafford y su puesto lo ocupó José Mourinho. De Guatemala a Guatepeor. El técnico portugués, bendecido (o maldecido) con el don de la franqueza, fue tajante con el jugador germano desde el primer día y le comunicó que no iba a contar con él. “Es muy difícil que Schweinsteiger juegue esta temporada con el Manchester United. No digo que sea imposible, digo que es muy complicado”, admitió Mourinho.

En agosto, Bastian, por orden expresa del técnico luso, fue apartado del resto de compañeros y obligado a entrenarse o bien con el equipo reserva o en solitario. La prueba de que el jugador está condenado al más completo ostracismo es su ausencia en la foto oficial de la plantilla, pese a formar parte de ella. Sin embargo, todavía hay un resquicio para la esperanza. El pasado 31 de octubre y para sorpresa de todos, Schweinsteiger volvió a entrenar con el primer equipo del Manchester United.

Las continuas adversidades que le ha deparado el fútbol en estos últimos años no borran la sonrisa del rostro de Bastian. A pesar de que Mourinho le mostró el camino de salida, decidió quedarse en el equipo. Decidió quedarse y luchar. Como dijo Marcelo Bielsa en una ocasión: “Frente a la adversidad, siempre sigo luchando. Y sé hacerlo del único modo que se lucha en la adversidad: en soledad.”

La vida no es un camino de rosas; la vida es un sendero lleno de piedras que no puedes esquivar. Pisa fuerte y firme y no te detengas, Basti.

Bastian Schweinsteiger: el valor de una voluntad inquebrantable
Comentarios