Inauguración del IV Congreso Internacional Azorín en la modernidad literaria

Mesa inaugural en el IAC Juan Gil-Albert. Ramón Palmeral.
Mesa inaugural en el IAC Juan Gil-Albert. / Ramón Palmeral.

IV Congreso de Azorín inaugurado en el Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, por César Sánchez, presidente de la Diputación, y otras autoridades.

Inauguración del IV Congreso Internacional Azorín en la modernidad literaria

José Martínez Ruiz “Azorín”, es el escritor más relevantes de Alicante, nacido en Monóvar, un pueblo del Valle del Vinalopó, en 1873, del que se han organizado cuatro congresos, con el presente, y a pesar de los estudios que se han realizado, siempre nos sorprenden sus lecturas y hallamos alguna serendipia. Ahora en 2017, aprovechando los cincuenta años de su muerte, ocurrida en Madrid el 2 de marzo de 1967, la Diputación de Alicante, a través de sus Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, junto al Centro de estudios Literarios Iberoamericanos Mario Benedetti y la Fundación Caja Mediterráneo con la colaboración de Ayuntamiento de Monóvar han organizado el I Congreso Internacional, Azorín en la modernidad literaria. Cuya dirección académica corresponde al Sr. Miguel Ángel Lozano (Universidad de Alicante) y Dr. José Ferrándiz Lozano (Director del IAC Juan Gil Albert)

A las 11.15 horas del 25 de octubre en el aula de el IAC Juan-Gil Albert de la casa Bardín de Alicante, y con la asistencia del vicepresidente de la Fundación Caja Mediterráneo, Miguel Valor. El vicerrector de Cultura, Deportes y Política Lingüística de la Universidad de Alicante (UA), Carles Cortés, alcalde de Monóvar Natxo Vidal y el Presidente de la diputación Cesar Sánchez, y presentados por José Ferrándiz Lozano se inició la apertura del congreso, con la asistencia de numeroso público y participantes entre ellos César Augusto Asencio diputado de Cultura, y Pablo Sandoval, asesor de la presidencia, Cecilio Alonso, José Agustín Gilabert, José Payá, director de la casa Museo de Azorín en Monóvar, Miguel Ángel Lozano, Juana María Balsalobre

Dado por finalizado el acto oficial de la apertura del congreso, José Ferrándiz presentó al primer ponente Juan Manuel Bonet (actual director del Instituto Cervantes) y de un amplio currículo tanto literario como en las artes, que tuvo el honor de abrir el congreso. Durante una hora entre las 11.45 y las 12.45, disertó sobre la vida y obra de Azorín, con un dominio absoluto del tema preparado, que ilustró con diapositivas, finalizando con los retratos dedicados a Azorín como el de Sorolla, Zuloaga, Genaro Lahuerta López, y algunos apuntes de otros artistas. Tras su ponencia finalizó los actos académicos en el salón de actos del IAC Juan Gil Albert, los asistentes se desplazaron a ver la exposición “Azorín, la fama póstuma”, en la sala de exposiciones de la Diputación de  Alicante.

El congreso abarca tres días, los días 25,16 y 27 entre Alicante y Monóvar, cuyo acto cerrará la hispanista norteamericana Robert Johnson (Universidad de Kansas, con la ponencia Lo que aprendió la exiliada María Zambrazo en Azorín. Para los no avezados en filosofía, con comento que María Zambrano nació en Vélez-Málaga en 1904, alumna de Javier Zubiri, republicana por convicción, amiga de Miguel Hernández colaboró con la revista Hora de España en Valencia durante la guerra civil, y finalizada la guerra estuvo exiliada en Nueva York, La Habana y México. Premio príncipe de Asturias y Cervantes, falleció en 1991.

También se ha previsto un homenaje en el panteón donde reposan los restos mortales de Azorín, en el cementerio municipal de Monóvar desde 1990, que fueron traídos desde Madrid.

La figura literaria de Azorín es inconmensurable, por sus libro y artículos sobre todo los relacionadas con Cervantes y el Quijote del que se cuentan cerca de 400 artículos, novelas vanguardistas con la Voluntad, periodista parlamentario, reseñas literarias de los clásicos, crónicas de cine, cinco veces diputado a Cortes, tres viajes a París, autor teatral, innovador del lenguaje y maestro del estilo periodístico actual, mas su difícil periodo de articulista en el régimen franquista, quien había regresado a España después de su exilio en París (1936-1939), gracias a la protección que el ofreció Ramón Serra Suñer, el cuñado de Franco, cuando ejercía de Ministro del Interior, y después de Asuntos Exteriores. @mundiario

Inauguración del IV Congreso Internacional Azorín en la modernidad literaria
Comentarios