¿Qué hizo Kendrick Lamar para merecer ganar el Pulitzer?

Kendrick Lamar, rapero. RR SS.
Kendrick Lamar, rapero. / RR SS.

El rapero hace historia al ser el primer representante del género hip hop en ganar el prestigioso premio. Te explicamos por qué si lo merece y qué ha hecho para lograr tal hito histórico.

¿Qué hizo Kendrick Lamar para merecer ganar el Pulitzer?

El rapero Kendrick Lamar ha ganado el premio Pulitzer a la música por su trabajo discográfico DAMN. Ha estas alturas muchos recordarán el premio Nobel a la Literatura otorgado a Bob Dylan, pero polémicas apartes, queremos hablarles de lo importante que es otorgarle dicho galardón a Lamar y por qué el hip hop es el nuevo rock.

DAMN. fue publicado en 2017 y desde entonces ha ido recolectando alabanzas y premios, entre ellos, cinco Grammys donde se incluye el de Mejor Álbum de Rap. El Pulitzer a la música nació en 1943 y desde entonces jamás había sido entregado a ningún artista del pop, rock, hip hop o cualquier otro género musical que no fuera el de la música clásica. Entonces, ¿por qué han dado este radical cambio?

Porque el hip hop se ha convertido en el referente de la sociedad actual. Pero ¿por qué Lamar y no Kanye West, Jay-Z u otros compañeros de profesión más famosos? Porque lejos de la superficialidad y el drama de las canciones de sus compañeros donde alaban su figura o hablan de sus problemas maritales; Lamar habla desde la crítica social donde aborda los problemas que afectan a la comunidad afroamericana. El rapero no teme hablar de esos problemas que a otros incomodan y lo hace de una forma magistral sin miedo a generar estigmas o dañar sensibilidades.

Abuso policial o discriminación, son algunos de los temas que toca Lamar en su trabajo. Llama la atención que a diferencia de su anterior álbum, To Pimp a Butterfly, en DAMN., el rapero es mucho más áspero en cuanto a sonidos y composiciones, algo que resulta perfecto cuando lo escuchamos junto a sus letras donde exponen realidad cruda y dura donde dispara contra Fox News y los medios con líneas conservadoras, contestando sin miedo a las críticas que recibió en 2015 cuando interpretó Alright en los premios BET Awards  sobre un coche de policía y como fondo una gran bandera estadounidense. En aquel tiempo, estos medios lo acusaron de incitar la violencia y lejos de lo que haría Kanye, Lamar se quedó en silencio y regresó en 2017 con la mejor respuesta de todas.

Y tampoco obvió otro problema de la sociedad de su país: las armas de fuego. Los temas BLOOD. y DUCKWORTH. abren y cierran el álbum, y en ambos habla del uso de las armas. Y es que el rapero vivió sus primero años de vida en el suburbio angelino de Compton, uno de los lugares con mayores índices de criminalidad de EE UU.

Sin obviar la necesaria pieza religiosa y las numerosas referencias a la Biblia, Lamar se las arregló para empaquetar todo en un trabajo de 14 canciones donde habla de supremacistas, Trump, armas de fuego, criminalidad, violencia, discriminación, religión… un trabajo asombroso que no solo es música, es aprendizaje para la humanidad. @mundiario

¿Qué hizo Kendrick Lamar para merecer ganar el Pulitzer?
Comentarios