Criptoeconomía: una nueva manera de comerciar

Una imagen que hace referencia a la tecnología blockchain. / Geralt en Pixabay
Una imagen que hace referencia a la tecnología blockchain. / Geralt en Pixabay
Las innovaciones tecnológicas han llegado para cambiar el paradigma de la economía tradicional.
Criptoeconomía: una nueva manera de comerciar

Si bien el concepto de criptoeconomía podría parecer algo muy complejo, no es así, es algo que se puede definir como un ecosistema que se desarrolla a partir de la interacción entre innovaciones como las criptomonedas, los tokens no fungibles (NFTS) y el metaverso. Estos tres elementos tienen la principal característica de que utilizan la tecnología de la cadena de bloques para su funcionamiento.

En esencia, la criptoeconomía es más que solo criptomonedas, este es un nuevo ecosistema que tiene como principal objetivo quitarle poder a ciertos intermediarios para otorgárselo a los usuarios, de esta manera la descentralización de algunas actividades que se realizan actualmente en la economía es un punto crucial en este nuevo paradigma, y todo esto a través de la cadena de bloques. 

¿Qué es la cadena de bloques o blockchain? La blockchain o cadena de bloques es un concepto bastante amplio; sin embargo, de una manera sencilla y entendible, una blockchain constituye un programa computacional que funciona como una base de datos.

Cuando se habla de este término, lo primero que se viene a la mente son las criptomonedas, pero esta tecnología va más allá; es decir, dado que la cadena de bloques es una base de datos, existen muchos ámbitos de la economía en los que se puede implementar. Algunos ejemplos de su aplicación podrían ser en el sector financiero/bancario, en el comercio internacional, en las elecciones presidenciales o en el Estado.

Descentralización, seguridad, transparencia e inmutabilidad

La blockchain cuenta con grandes diferencias si se compara con una base de datos tradicional, entre ellas la descentralización, la seguridad, la transparencia y la inmutabilidad; no obstante, la más disruptiva e innovadora es la característica de la descentralización, la cual quiere decir que la base de datos no se encuentra almacenada en un solo sitio, sino que existen múltiples copias. 

Esto lo que hace es que en caso de que se realice un ciberataque a esta base de datos, tal como ocurrió hace algunos meses en algunas instituciones públicas de Costa Rica, los atacantes deben vulnerar todas las copias existentes, lo cual definitivamente hace que esto no sea una tarea sencilla. @mundiario

Criptoeconomía: una nueva manera de comerciar
Comentarios