Bolsonaro está a un paso de ser juzgado por su manejo de la pandemia

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. / RR SS.
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. RR SS.

Crece el clima de insatisfacción en las calles contra el presidente brasileño. El Congreso no tiene en agenda, por ahora, un impeachment por falta de apoyo popular y parlamentario.

 

Bolsonaro está a un paso de ser juzgado por su manejo de la pandemia

La crisis política se agudiza en Brasil. En las calles del gigante sudamericano, crece el clima de insatisfacción contra el presidente Jair Bolsonaro, quien es sindicado como el responsable de que se está dando varias muertes en los hospitales de la Amazonía por falta de oxigeno y el proceso de vacunación contra la Covid-19 va a paso lento. En concreto, ya hay 60 solicitudes para iniciar un juicio político o impeachment a Bolsonaro por su pésimo manejo de la pandemia. Sin embargo, en el Congreso no hay un animo por procesarlo. 

Las cifras oficiales indican que uno de cada 1.000 brasileños ha muerto de Covid (217.000 fallecidos entre los 210 millones de habitantes) y casi nueve millones se han contagiado. Está en el segundo lugar, a nivel global, en tasa de mortalidad. En ese marco, el rechazo a Bolsonaro ha ido en aumento debido al agravamiento de la pandemia y con el fin de las ayudas directas a un tercio de la ciudadanía que devolverá a millones a la pobreza. El incremento del descontento es de ocho puntos hasta el 40% o el 60%.

La gestión de Bolsonaro, quien ha dicho que no se vacunará pese a que tuvo el virus, ha sido desastrosa. Un ejemplo de ello es la designación como ministro de Sanidad al general Eduardo Pazuello, a quien el Tribunal Supremo le abrió una investigación. Es el tercero en lo que va esta crisis sanitaria global. Además, su gestión no hizo nada para solucionar el problema del oxigeno medicinal en Manaos, no respondió a una oferta de Pfizer para adquirir vacunas y no ha acelerado la llegada de las dosis adquiridas de la India.

A ello hay que agregarle un reciente informe de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de São Paulo y la ONG Conectas Derechos Humanos que lo responsabiliza de ejecutar una estrategia gubernamental con el objetivo de propagar la Covid-19 en Brasil. 


Quizá también te interese leer: 

Un estudio revela que Bolsonaro propagó la Covid-19 en Brasil


La investigación -titulada Derechos en la pandemia: mapeo y análisis de las normas jurídicas que dan respuesta a la covid-19 en Brasiltiene como conclusión lo siguiente: “Nuestro estudio ha revelado la existencia de una estrategia institucional de propagación del virus, promovida por el Gobierno brasileño liderado por el presidente de la República”.

El Partido de los Trabajadores de Lula da Silva y el PSOL, que le disputa el liderazgo de la izquierda, sacaron a los suyos a la calle contra Bolsonaro el sábado pasado. Y es que el clima electoral ya se caliente debido a los comicios del 2022. Si se concreta el juicio contra Bolsonaro, el ultraderechista pasaría a integrar la lista de cinco presidentes brasileños procesados en pleno mandato desde que se recuperara la democracia en 1985. Solo dos fueron sacados de su cargo. Si Bolsonaro es desaforado, el vicepresidente Hamilton Mourão asume el liderazgo del Ejecutivo. 

Un primer paso para saber si el ultraderechista, otrora aliado del expresidente norteamericano Donald Trump, estará en la cuerda floja es la renovación de las presidencias de la Cámara de Diputados y el Senado. Dependerá en ambos si se le somete a Bolsonaro a que responda por su cuestionable actitud a lo largo de estos meses para enfrentar a la Covid-19. @mundiario

Bolsonaro está a un paso de ser juzgado por su manejo de la pandemia
Comentarios