Según un estudio, comer más de esto apoya la salud de los huesos

Plato de vegetales. / Pexels.com.
Plato de vegetales. / Pexels.com.

Una nueva investigación ha revelado que esta comida puede mejorar un biomarcador clave de salud ósea.

Según un estudio, comer más de esto apoya la salud de los huesos

Los lácteos tienen competencia, hay un nuevo grupo de alimentos para mantener los huesos saludables. 

Si bien la leche se ha mantenido durante mucho tiempo como el mayor apoyo dietético del esqueleto, una nueva ciencia demuestra que los lácteos no son el único grupo de alimentos centrado en los huesos al que se debe prestar atención. Un ensayo clínico reciente publicado en el Journal of Nutrition revela que consumir las cantidades recomendadas de vegetales puede mejorar la salud ósea y respaldar los resultados de salud relacionados con los huesos. 

Investigando las verduras y la salud ósea

Las estrategias de estilo de vida que apoyan la salud de los huesos (densidad y fuerza) a lo largo de la vida son de suma importancia. Una dieta rica en nutrientes debe estar en la parte superior de una lista de estrategias para el amor a los huesos, y las verduras representan un contribuyente significativo a la densidad de nutrientes en un dieta bien balanceada.


Quizá también te interese: 

¿Se puede obtener vitamina D de los vegetales?


En investigaciones anteriores, los patrones dietéticos y sus componentes nutricionales (incluida la ingesta de vegetales) se han relacionado claramente con la salud ósea. Esta correlación llevó a los científicos a investigar si un mayor consumo de vegetales, particularmente la cantidad recomendada por The Dietary Guidelines for Americans (DGA), podría afectar positivamente la salud ósea.

Detalles del estudio

El ensayo clínico de ocho semanas incluyó a personas con el Índice de Masa Corporal (IMC) en el rango de sobrepeso y obesidad que consumían una porción de vegetales o menos por día. Al grupo de intervención con vegetales (IV) se le proporcionó una cantidad de vegetales para consumir cada semana que era apropiada para sus recomendaciones únicas de DGA (es decir, según las necesidades calóricas diarias generales), mientras que el grupo de control mantuvo su dieta regular.

En la práctica, esto implicó que el grupo de intervención recibiera alrededor de 270 gramos de vegetales adicionales (aproximadamente tres porciones y media) en promedio, que eran frescos o congelados y preenvasados. Las opciones vegetarianas abarcaron cinco subgrupos distintos, incluidos los verdes oscuros, rojos y naranjas, almidonados, frijoles y guisantes, y otros (por ejemplo, pepinos, apio y repollo).

Cada grupo acudió regularmente para completar cuestionarios detallados de recuerdo de alimentos y probar la ingesta de carotenoides para monitorear el consumo de frutas y verduras. Además, se tomaron muestras de orina al inicio y al final del estudio para analizar los biomarcadores de salud ósea y el metabolismo.

Resultados finales

Los datos finales revelaron que el grupo IV tenía una mayor ingesta de carotenoides y una menor carga potencial de ácido renal en la dieta que el grupo de control al final del estudio. La carga potencial de ácido renal es la capacidad de producción de ácido o base en cualquier alimento: los alimentos ricos en proteínas (carne, queso y huevos) producen más ácido, mientras que las frutas y verduras aumentan los álcalis, es decir, son más alcalinos o tienen un pH básico)

Otro marcador urinario de carga ácida (ácido titulable en orina) también fue significativamente más bajo (en un 24 %) en el grupo vegetariano. Aunque el impacto del pH en los huesos todavía se debate en la literatura científica, algunas pruebas apuntan a que un entorno más alcalino es más favorable para los huesos.

Curiosamente, el grupo de vegetales en este estudio también experimentó una reducción del 19 % en el telopéptido C-terminal sérico del colágeno tipo I (CTX), un marcador de reabsorción ósea.

De cómo los carotenoides apoyan la salud ósea

Si bien no es sorprendente que comer más vegetales resulte en un mejor estado de carotenoides en el cuerpo, pero ¿qué tienen que ver estos fitonutrientes con los huesos?

Si bien los carotenoides pueden ser famosos por apoyar la salud de los ojos y dar a las frutas y verduras como papayas, calabazas, zanahorias y batatas su color naranja brillante, resulta que tienen aún más que ofrecernos nutricional y funcionalmente cuando se trata de nuestros huesos. 

Estos componentes vegetales bioactivos (betacaroteno, luteína, zeaxantina y licopeno) son un grupo de fitoquímicos antioxidantes que respaldan el sistema inmunológico y ayudan a proporcionar una defensa antioxidante, que a su vez protege el tejido óseo.De hecho, un estudio anterior encontró que una dieta con un alto consumo de frutas y verduras ricas en carotenoides puede aumentar la formación de huesos.

Para concluir

Además de mejorar tu sistema inmunológico y brindarte nutrientes esenciales, las verduras pueden ser una herramienta poderosa para cuidar tus huesos. Agregar alimentos ricos en carotenoides a tu dieta puede apoyar la salud de tus huesos a lo largo de tu vida. Comer la porción diaria recomendada de vegetales, también puede ser útil agregar un multivitamínico de calidad a tu rutina diaria.  @mundiario

 

 

Según un estudio, comer más de esto apoya la salud de los huesos
Comentarios