SOCIEDAD

Autorretratos de artistas finlandeses en la Bienal Internacional de Fotografía de Tenerife

¿Quién no se ha hecho un selfie, y ahora más con la facilidad de los teléfonos inteligentes y la difusión que permiten las redes sociales? El selfie está de moda, desde hace años.  Es una forma de relacionarse y mostrar al mundo un instante de nuestras vidas, un estado de ánimo, un grito contra el pudor, una manifestación narcisista. Pero desde luego, el autorretrato tiene también su vertiente artística, y su presencia en la historia de la fotografía es muy antigua. Se considera al francés Hippolyte Bayard, con su famoso “Autorretrato de un hombre ahogado”, donde se hace pasar por muerto, y realizado en 1840, un elemento temprano e inquietante en la historia del arte. En este caso, el cuerpo se convierte en una herramienta de trabajo.

Como indica Susan Bright, en su libro  "Autofocus, the Self-portrait in Contemporary Photography", Edit. Thames and Hudson, London, 2010, un autorretrato es mucho más que una representación visual mimética del artista. Realmente es una narrativa abierta a la interpretación del observador donde el artista propone su propia auto-revelación, auto-preservación y en última instancia auto-creación.

¿Por qué los artistas quieren expresar su identidad con una autofoto? La respuesta a esta pregunta la podemos apreciar en la exposición “Gestos hacia uno mismo. Selección de autores finlandeses”, una de las muestras que forma parte de  la XIII edición de la Bienal Internacional de Fotografía de Tenerife, Fotonoviembre 2015, expuesta hasta el 6 de marzo en el Centro Cultural TEA, de Santa Cruz de Tenerife. Esta expo se concentra en actuaciones de diez  fotógrafos: Aino Kannisto, Antti Laitinen, Elina Brotherus, Erica Nyholm, Harri Pälviranta, Heli Rekula, Iiu Susiraja, Kari Soinio, Marja Helander y Marko Karo. "En las obras incluidas en la exposición –expresa su comisario Harri Pälviranta- los cuerpos de los artistas son tratados como objetos, herramientas y medios para crear arte. Los artistas se posicionan en escenarios o decorados, contextos que pueden ser divertidos y a veces incluso humillantes. De esta manera, los artistas se hacen preguntas fundamentales sobre cuestiones de ética, objetividad y posibilidades documentales del autorretrato".

A mi me han llamado la atención, sobre todo,  las obras de Iiu Susiraja. Para algunos, acostumbrados a otro tipo de autofo y a otro tipo de belleza femenina, las imágenes  de Susiraja pueden ser chocantes, provocadoras, pero ella sustenta su trabajo en el deseo de ser auténtica y honesta,  dos valores afincados en la sociedad finlandesa , y yo diría además que tienen una carga humorística por ser sorprendentes e inesperadas. Sus fotos son un canto a la libertad, una invitación a que los espectadores se hagan sus propias autofotos.

“Me fotografío a mi misma – manifiesta Susiraja- porque definitivamente soy el sujeto que mejor conozco. Observo mi privacidad y a mi misma objetivamente para crear arte”.  “La privacidad me resulta muy dolorosa. Pasar de privado a público es un acto que me proporciona refugio. Las fotografías expuestas son mis momentos de fama”. “De alguna forma, mis trabajos son documentos de mis emociones. Mi arte es como un anarquismo festivo. Recupero el poder con rituales y equipos fotográficos. La vida cotidiana es mi musa - añade”.

Disfrutar de “Gestos hacia uno mismo” es una experiencia estética de gran valor. Estos autorretratos más allá de la representación externa de los sentimientos de los autores, nos presentan historias de autorevelación, que cada espectador puede darle la interpretación que quiera, de forma que ejercite su mente. Estas imágenes, con todos sus gestos, máscaras, poses, expresiones faciales, son una búsqueda de sí mismo de cada autor. Cabe felicitar a los organizadores de la  XIII edición de la Bienal  Internacional de Fotografía, Fotonoviembre 2015, que incluyen otras exposiciones como “Al hilo de la memoria”, de Teresa Correa; “Soltad amarras”, de Janek Zamoyski; “Antología”, de Vanessa Winship; “Fotografía para llevar”, de la Escuela Artística de Los Realejos; así como  exposiciones personales y colectivas, proyecciones de vídeos, que se muestran en varias localidades de Tenerife, en un destacado esfuerzo, que contrasta con los recortes que en la cultura que se realizan a nivel nacional. MUNDIARIO ofrece en exclusiva a sus lectores  una selección de fotos de "Gestos hacia uno mismo".

 

 

Autorretratos de artistas finlandeses en la Bienal Internacional de Fotografía de Tenerife