España y Arón Piper son tendencia con esta película que puedes ver en Netflix

El correo es una película 'basada' en hechos reales, aunque su protagonista sólo aparece 30 segundos, y por esto te contamos qué tanto es verdad.
El correo. / Universal
photo_camera El correo. / Universal

¿Una película cuyo protagonista sólo aparece 30 segundos? Netflix lo hace realidad. Desde hace unos días está disponible en Netflix El correo, una película protagonizada por el galán Arón Piper, centrada en un thriller criminal basado en hechos reales; aunque es una película engañosa, porque su protagonista sólo figura 30 segundos de la historia.

Trama de El correo

Esta historia nos lleva de regreso a 2002, donde conocemos a un chico que pasa de ser un simple chofer a trabajar con la mafia que blanquea dinero para politicos, deportistas y demás. Y aunque al inicio todo va bien, pronto su ambición se convierte en su ruina, atrayendo enemigos y a la policia por igual.

Lo divertido del asunto, es que el protagonista no existió en la vida real, sino que hasta pasada más de la mitad se hace mención de quien dio vida a esta historia, y es que Hervé Falciani logró filtrar una lista de clientes de HSBC que incluía a la lista de clientes que lavavan dinero, lo que armó un verdadero escándalo y caos.

Gran concepto, mala ejecución

Esto lo único que demuestra es que Netflix sigue haciendo la pequeña omisión de que no está basada, sino inspirada en hechos reales, todo con el fin de atraer más vistas, algo que ha funcionado porque El correo sigue en el top 5 de Netflix, aún cuando no es una gran película.

Puede que el concepto sea bueno, pero la película gira en círculos y no logra establecerse en un género en particular. La actuación de Arón Piper es consistente, pero al mismo tiempo su personaje carece de total personalidad, y junto a él el resto de los personajes así que te da lo mismo a quien atrapan y a quien no.


E incluso, creo que la película falla en retratar la magnitud del evento, porque Falciani reportó que había más de 2 billones de dólares entre estas cuentas que blanqueaban dinero, y tampoco se mete con las personalidades que figuraron, como Alfons Godall (ex vicepresidente del Barça), Christian Slater, David Bowie, Fernando Alonso, y Tina Turner.

Y una critica rotunda es el exceso de escenas sexuales, porque literalmente no aportan nada a la trama, más allá de reforzar ese imagino de dinero, drogas y sexo. Y por otra parte, aunque su narrativa es entretenida porque el protagonista es la voz en off, nunca logra engancharte, y aunque está en el top 3 de Netflix se queda con 2 estrellas. @mundiario