Willaq Pirqa: la historia andina que desafía fronteras y conquista corazones

La película peruana dirigida por César Galindo, irrumpe en la escena cinematográfica con su narrativa conmovedora y su enfoque en la preservación cultural.
La película quechua más vista y premiada de la historia que resistió a Avatar en cartelera. / nueve cartas
photo_camera La película quechua más vista y premiada de la historia que resistió a Avatar en cartelera. / nueve cartas

La producción cinematográfica peruana Willaq Pirqa dirigida por César Galindo, ha causado un gran impacto en la industria del cine y la crítica. Descrita como el Cinema Paradiso andino, la película ha logrado conquistar el corazón de la audiencia con su relato conmovedor y su enfoque en la preservación cultural.

El film, que narra la historia de Sistu, un niño de una pequeña comunidad de los Andes que descubre la magia del cine, ha obtenido reconocimiento internacional al ser candidata a Mejor película iberoamericana en los prestigiosos Premios Goya. Esta hazaña se suma a los numerosos premios obtenidos en el Festival de Cine de Lima, incluyendo el Premio del Público a Mejor Película y el Premio del Jurado del Ministerio de Cultura a Mejor Película Peruana.

La película, que se rodó en Cusco a una altitud de 3.900 metros en comunidades altoandinas, destaca por su autenticidad al contar con un 95% de su elenco compuesto por intérpretes no profesionales. La historia de Sistu y su comunidad confrontando su cultura y su idioma a través del cine, se convierte en un reflejo de la problemática social y política del país, abordando temas como la educación, el olvido de las zonas altoandinas, el racismo y el conflicto interno.

Con una dirección de fotografía notable a cargo de Juan Durán y una destacada banda sonora original de Karin Zielinsk, la película presenta una combinación única de drama y comedia que ha cautivado a audiencias tanto en Perú como a nivel internacional. Willaq Pirqa no solo ha resistido en la cartelera peruana frente a grandes producciones como Avatar, sino que ha logrado convertirse en la película rodada en quechua más taquillera en la historia del cine peruano, dejando una marca perdurable en la industria cinematográfica. @mundiario