Anya Taylor-Joy comparte su lucha por mostrar más emociones en pantalla

La actriz dijo que ha presionado para que varios de sus personajes muestren algo más que lágrimas en las escenas.
Anya Taylor-Joy protagoniza La Ultima Noche en el Soho. / Movistar Plus
photo_camera Anya Taylor-Joy protagoniza La Ultima Noche en el Soho. / Movistar Plus

Anya Taylor-Joy se sincera sobre por qué ha luchado para que varios de sus personajes expresen su rabia en la pantalla.

Durante una amplia entrevista para un artículo de portada de GQ , la actriz nominada al Emmy reveló los casos en los que presionó para cambiar una escena emocional en la que su personaje lloraba porque algo le invocaba ira.

"Me he ganado cierta reputación por luchar por la ira femenina, lo cual es extraño, porque no estoy promoviendo la violencia, pero sí promuevo que las mujeres sean vistas como personas", explicó Taylor-Joy. "Tenemos reacciones que no siempre son delicadas o sencillas".

La primera vez que la actriz abogó por la “ira femenina” fue en su debut como actriz en La bruja, de Robert Eggers. Inicialmente, su personaje Thomasin debe llorar cuando la sacan a rastras del patio de la familia y la acusan de ser la presencia maligna dentro de la casa. Sin embargo, Taylor-Joy dijo que no podía tener lágrimas en ese momento, lo que la llevó a preguntarse por qué se suponía que debía estar llorando en la escena.

“Al final dije: 'Ella está enojada; ella está jodidamente enojada. La han culpado una y otra vez y ella no está haciendo nada. Tenemos que dejar de llorar'”, recordó haberle dicho a Eggers.

Si bien el director aprobó sus cambios, Taylor-Joy dijo que aprendió mucho más de esa interacción: aprendió a hablar por sí misma en el set.

“Me siento muy feliz por ella. Chica, vuela, haz lo tuyo. Vive deliciosamente, te lo has ganado. Este mundo no es para ti”, dijo Taylor-Joy sobre su personaje. "Me encanta el final de esa película".

Más tarde, la actriz abogó por cambios en El menú de 2022, cuando se suponía que su personaje produciría una sola lágrima una vez que supiera que su cita la había llevado intencionalmente al restaurante de la película para morir. Pero tenía una pregunta sobre lo que estaba escrito en el guión: “¿En qué planeta vivimos?”

"Pensé: 'Déjame explicarte: voy a saltar sobre la mesa y trataré de matarlo literalmente con mis propias manos'", recordó Taylor-Joy, y afortunadamente el director Mark Mylod y su coprotagonista Nicholas Hoult estuvieron abiertos a los cambios.

"A pesar de toda mi defensa de la ira femenina, nunca he sido una persona enojada", dijo Taylor-Joy. “Durante mucho tiempo, la única vez que me enfadaba era por culpa de otras personas. Siempre he internalizado esa cosa de 'he hecho algo mal'. Si me tratas mal es porque yo soy el problema.' Y estoy muy agradecida por Furiosa, porque hubo un momento real en el que comencé a enojarme conmigo misma”. @mundiario