¿Las nuevas tecnologías han cambiado nuestra idea sobre la inmediatez?

Una persona con un portatil y un móvil. Pexels.
Una persona con un portátil y un móvil. / Pexels.
¿Quién no ha recibido un correo electrónico en un momento dado y le han llamado por teléfono para decirle que le han enviado un correo electrónico? Como si los correos se perdiesen.
¿Las nuevas tecnologías han cambiado nuestra idea sobre la inmediatez?

Según estudios científicos, el cerebro genera 60.000 ideas al día, lo cual no quiere decir que todas sean buenas. Lo mismo la publicación de este artículo no se lo parece a todo el mundo, pero de todas formas lo estoy haciendo.

De todos es sabido que las nuevas tecnologías no son sólo factores positivos, tienen sus contras como es lógico, pero uno de ellos está ya haciendo cambiar de mentalidad, tanto a clientes como a empresas y es la inmediatez.

Es la misma circunstancia que hace que utilicemos las redes sociales, ya sea el correo electrónico, el WhatsApp, para poder comunicarnos. Hay clientes y empresas que necesitan perentoriamente esa misma rapidez de respuesta para cualquier asunto. Es cierto que la vocación de servicio, de todas las empresas y autónomos, le empuja a una pronta respuesta y muchas veces se valora la  respuesta obtenida en unos pocos minutos. Pero sin darnos cuenta una pequeña parte de la población, por ahora, cree que necesita mayor urgencia o simplemente no es consciente de lo que significa pedir e inmediatamente recordar esa petición.

Me he planteado escribir este artículo, precisamente después de una conversación con otros compañeros y clientes, estando de acuerdo conmigo en que son ya muchos casos, ya no son anécdotas, sino que se utiliza un medio de comunicación como puede ser por ejemplo el correo electrónico para comunicar algo y el WhatsApp o teléfono para decir que hemos enviado un correo electrónico. ¿Por qué ocurren estas cosas? No porque el cliente necesite urgencia, ni quiera fastidiar, sino porque nos hemos preocupado en la rapidez de contestación y como es lógico esperamos hacerlo de la misma manera y en otros casos quizás donde no existe esa rapidez, precisamente lo hacen para recordar al destinatario o hacerle ver que alguien se ha comunicado con él.

Todo el que trabaja de cara al público tienes sus propias anécdotas, clientes o historias que contar con respecto a este tema. Gracias a Dios, no todos los clientes son así, ni mucho menos, no todos los correos, no todos los WhatsApp, no todas las llamadas son iguales, si lo fuesen no tendría sentido, ni este artículo, ni este comentario, pero sí es cierto que cada vez será con mayor profusión.

¿Quién no ha recibido un correo electrónico en un momento dado y le han llamado por teléfono para decirle que le han enviado un correo electrónico?, como si los correos se perdiesen. ¿Quién no tiene clientes amigos o familiares que para construir una frase por un WhatsApp envía cinco mensajes? por el simple hecho de hacer sonar el aviso de WhatsApp y que se lo tenga en cuenta.

Debemos de tomar conciencia de quién responde a las peticiones y quién no lo hace con rapidez, qué es lo prioritario, qué es lo urgente y qué es lo que necesita rapidez – porque son conceptos diferentes -- y por supuesto habrá cosas que se pueden dejar para otro día.

Esa conciencia sobre la inmediatez es algo que debemos de valorar individualmente y utilizarlo con un poco de lógica. Las herramientas están para usarlas de manera racional.

Cierto es que cada persona tiene su carácter, su forma de ser, sus costumbres y que debemos de valorar a cada persona por si misma, pero también es cierto que no podemos generalizar, la necesidad de inmediatez para cualquier tipo de asunto ya que de hecho lo único que consigue es obtener los resultados del cuento del lobo.

Pero ese cuento, otro día se lo cuento. @mundiario 

¿Las nuevas tecnologías han cambiado nuestra idea sobre la inmediatez?
Comentarios