Un estudio sugiere que Alaska esconde un supervolcán desconocido

Alaska’s glaciers.
Alaska. / RR SS.
La investigación liderada por el Observatorio de Volcanes de Alaska y el Servicio Geológico de EE UU detalla que existe un cráter ancho que conecta con cuatro volcanes existentes y una caldera de unos 20 kilómetros de diámetro escondidos debajo de las islas Aleutianas de Alaska.
Un estudio sugiere que Alaska esconde un supervolcán desconocido

Una investigación liderada por el Servicio Geológico de EE UU sugiere que Alaska esconde un supervolcán desconocido… hasta ahora. El estudio detalla que existe un sistema volcánico interconectado que constituye una caldera de unos 20 kilómetros de diámetro escondidos debajo de las islas Aleutianas.

Los autores han detallado que este archipiélago volcánico es llamado las Islas de las Cuatro Montañas (IFM) y contaría de seis estratovolcanes muy próximos entre sí: Cleveland, Carlisle, Herbert, Kagamil, Tana y Uliaga.

La investigación expone que durante años, se pensó que estos volcanes era independientes, pero un estudio reciente de la zona ha dado pie a considerar otra opción: en realidad son una serie de respiraderos conectados a lo largo del borde de una caldera volcánica más grande.

“Si se confirma el estudio, éste se convertiría en el primer supervolcán en las islas Aleutianas que se esconde bajo el agua. Nuestra esperanza es regresar a las Islas de las Cuatro Montañas y observar más de cerca el fondo marino, estudiar las rocas volcánicas con mayor detalle, recolectar más datos sísmicos y gravitacionales y tomar muestras de muchas más áreas geotérmicas”, ha dicho Diana Roman, experta de la Carnegie Institution for Science en Washington DC y coautora del estudio. “Estas calderas muy grandes tienen impactos muy grandes a nivel mundial. Esta identificación potencial nos ayuda a comprender lo que podríamos esperar, por qué Cleveland es tan activo y comprender los peligros”, ha añadido, por su parte, John Power, geofísico del Observatorio de Volcanes de Alaska. @mundiario

Un estudio sugiere que Alaska esconde un supervolcán desconocido