Datos sísmicos revelan la anatomía de Marte

Planeta Marte. / Cadena SER.
Planeta Marte. / Cadena SER.
Los investigadores han podido utilizar datos sísmicos para observar el interior de Marte por primera vez. La corteza, el manto y el núcleo y su composición, fueron algunas características que lograron medir.
Datos sísmicos revelan la anatomía de Marte

Desde principios de 2019, los científicos Amir Khan y Simon Stähler, bajo el liderazgo del profesor Domenico Giardini del Instituto de Geofísica en ETH Zurich, han estado registrando y analizando datos sísmicos de Marte como parte de la misión InSight. Esto se basa en un sismómetro cuya electrónica de control y adquisición de datos se desarrolló en ETH Zurich. Usando estos datos, los investigadores ahora han medido la corteza, el manto y el núcleo del planeta rojo, datos que ayudarán a determinar la formación y evolución del planeta rojo y, por extensión, de todo el sistema solar.

En algún momento, Marte estuvo completamente fundido

Sabemos que la Tierra está formada por capas: una fina corteza de roca liviana y sólida rodea un manto espeso de roca pesada y viscosa que a su vez envuelve un núcleo formado principalmente por hierro y níquel. Se ha supuesto que los planetas terrestres, incluido Marte, tienen una estructura similar. 

Ahora, los datos sísmicos han confirmado que Marte estuvo una vez completamente fundido antes de dividirse en la corteza, el manto y el núcleo que vemos hoy en día, pero también demuestra que estos son diferentes de los de la Tierra. 

No existen placas tectónicas en Marte

Los investigadores han descubierto que la corteza marciana debajo del lugar de aterrizaje de la sonda cerca del ecuador marciano tiene entre 15 y 47 kilómetros de espesor. Una corteza tan delgada debe contener una proporción relativamente alta de elementos radiactivos, lo que cuestiona los modelos anteriores de la composición química de toda la corteza.

Debajo de la corteza se encuentra el manto con la litosfera de roca más sólida que alcanza los 400-600 kilómetros hacia abajo, el doble de profundidad que en la Tierra. Esto podría deberse a que ahora solo hay una placa continental en Marte, en contraste con la Tierra con sus siete grandes placas móviles. 

"La litosfera gruesa encaja bien con el modelo de Marte como un “planeta de una sola placa”, concluye Khan.


Quizá también te pueda interesar: 

Olvídate de Marte: Venus se convertirá en el planeta más interesante (y popular)


Las mediciones también muestran que, en relación con los minerales, el manto marciano es similar al manto superior de la Tierra. En ese sentido, el manto marciano es una versión más simple del manto de la Tierra, pero la sismología también revela diferencias en la composición química. El manto marciano, por ejemplo, contiene más hierro que el de la Tierra. Sin embargo, las teorías sobre la complejidad de las capas del manto marciano también dependen del tamaño del núcleo subyacente.

El núcleo de Marte es líquido y más grande de lo esperado

El núcleo marciano tiene un radio de aproximadamente 1.840 kilómetros, por lo que es 200 kilómetros más grande de lo que se suponía hace 15 años, cuando se planeó la misión InSight. Los investigadores ahora pudieron calcular el tamaño del núcleo utilizando ondas sísmicas, lo que les permitió calcular su densidad. 

“Si el radio del núcleo es grande, la densidad del núcleo debe ser relativamente baja", explicaron los expertos. "Eso significa que el núcleo debe contener una gran proporción de elementos más ligeros además de hierro y níquel". Estos incluyen azufre, oxígeno, carbono e hidrógeno, y constituyen una proporción inesperadamente grande. La composición de todo el planeta aún no se comprende por completo, no obstante, las investigaciones actuales confirman que el núcleo es líquido, incluso si Marte ya no tiene un campo magnético.

Analizando las diferentes formas de onda de Marte

Los investigadores obtuvieron los nuevos resultados analizando varias ondas sísmicas generadas por temblores de Marte. "Ya podíamos ver diferentes ondas en los datos de InSight, por lo que sabíamos qué tan lejos del módulo de aterrizaje estaban estos epicentros de terremotos en Marte", dice Giardini. Para poder decir algo sobre la estructura interna de un planeta, se requieren ondas sísmicas que se reflejen encima o debajo de la superficie o en el núcleo. Ahora, por primera vez, los investigadores han logrado observar y analizar tales ondas en Marte.

"La misión InSight fue una oportunidad única para capturar estos datos, pero estamos lejos de terminar de analizar todos los datos. Marte todavía nos presenta muchos misterios, sobre todo si se formó al mismo tiempo y a partir del mismo material que nuestra Tierra. Es importante comprender cómo la dinámica interna de Marte lo llevó a perder su campo magnético activo y toda el agua superficial. Esto nos dará una idea de si estos procesos podrían estar ocurriendo en nuestro planeta y de qué manera", explicó Giardini.   @mundiario

 

 

Datos sísmicos revelan la anatomía de Marte
Comentarios