China enciende un ‘sol artificial’ durante 17 minutos

La-fusion-nuclear-una-alternativa-real-4
La fusión nuclear. / RR SS

El prototipo de energía EAST logró mantenerse activo durante unos 1.056 segundos a una temperatura de 70 millones de grados Celsius.

China enciende un ‘sol artificial’ durante 17 minutos

Los reactores de fusión son proyectos bastante ambiciosos que se han popularizado entre distintos gobiernos que, en un intento por obtener energía limpia e ilimitada, buscan “la energía de las estrellas”. Uno de estos proyectos corresponde al reactor tokamak superconductor avanzado experimental (EAST), en China, que logró esta semana encender un sol artificial durante 17 minutos consecutivos.

Gong Xianzu, investigador encargado del proyecto del Instituto de Física del Plasma de la Academia de Ciencias de China (ASIPP), informó de que a mediados de 2021 se había logrado activar el sol a 120 millones de grados, pero su duración alcanzó los 101 segundos (apenas un minuto y medio).

El experimento “ha dejado una sólida base científica y experimental para comprender mejor el funcionamiento de los reactores de fusión”, afirmó Xianzu en un comunicado publicado en la ciudad de Hefei, capital de la provincia oriental china de Anhui.

Para emular “el poder de las estrellas”, los científicos crean cantidades de energía a través de la inyección de gas deuterio y tritio (hidrógeno), que son dispuestos en el reactor y forzados a fusionarse (unirse) calentando el espacio a extremadamente altas temperaturas para obtener el plasma ionizado que da origen a la energía similar a un sol, pero de menor tamaño y condicionado en un laboratorio.

Un evento crucial para replicar los procesos internos de las estrellas, es la reacción en cadena del plasma ionizado para lograr la implosión que, posteriormente, generará la energía obtenida de una fusión termonuclear, que es cuando dos o más átomos se juntan para originar uno mucho más pesado y potente.

Para llegar a ello, se necesita calentar el plasma hasta los 150 millones de grados Celsius, más del doble logrado por el equipo chino. Además, en el proyecto EAST sólo se utilizó uno de los combustibles necesarios, el deuterio.

En un principio, se habla de que la energía obtenida a partir de la fusión nuclear “sería inagotable”, debido a que uno de los dos combustibles base se encuentran en abundancia en la tierra. El deuterio es muy común en el mar y el tritio se puede encontrar en menor medida en la corteza terrestre, aunque puede generarse en laboratorios. @mundiario

El director del Laboratorio Nacional de Fusión, Joaquín Sánchez, ha explicado a la ABC que en el EAST “se han especializado en pulsos largos, lo que es tecnológicamente interesante, pero es un grado menor desde el punto de vida de la física”. También ha señalado que, al no existir documentos científicos que describan el proceso de cabo a rabo “es difícil conocer exactamente cómo se logró y cómo se podría replicar”.

En Europa, la Unión Europea tiene en la mira un proyecto de fusión nuclear en su búsqueda de energías limpias y renovables, a través del reactor de fusión ITER, que busca ser el reactor más grande del mundo entero con su sede en Cadarache, Francia, una vez finalizada su construcción para 2027, pero ha sido cuestionado por la complejidad de su instalación.

Debido a lo ambicioso del proyecto, la UE cuenta con socios que decidieron sumarse en 2006 a esta iniciativa, entre ellos EE UU, China, India, Rusia, Corea del Sur y Japón. Todos, de acuerdo con la web oficial de la UE, gobiernan en “forma conjunta la Organización Internacional de la Energía de Fusión”.

Aunado a ello, recientemente se ha desatado una controversia tras la iniciativa de la Comisión Europea de clasificar la energía nuclear y el gas natural como “inversiones verdes”, dentro de su taxonomía ambiental, un listado que recoge inversiones energéticas amigables con el ambiente y que sirvan como transición a la descarbonización de la economía europea.

Sin embargo, varios países, incluido España, han rechazado esta medida al no considerar viables esta inclusión.

Por lo pronto, aunque se intenten nuevos y cada vez más exitosos experimentos, lo cierto es que los expertos apuntan que aún estamos lejos de conquistar el poder de las estrellas, y de generar nuestras propias energías a partir de soles artificiales creados en reactores nucleares.

China enciende un ‘sol artificial’ durante 17 minutos
Comentarios