La zumba está prohibida en Irán y a las mujeres no les importa

Mujer bailando zumba. / Zumba.com.
Mujer bailando zumba. / Zumba.com.

Las iraníes también se han dejado envolver por el ritmo pícaro y divertido del baile latinoamericano que está molestando a las autoridades iraníes.

La zumba está prohibida en Irán y a las mujeres no les importa

En Irán la sociedad tiene un particular sentido de la religión que lleva a las autoridades a prohibir ciertas cosas. Entre ellas, se encuentra la zumba, un baile latinoamericano que consiste en mover las caderas de forma rítmica y provocadora con una música sexy y divertida. Las mujeres iraníes no son ajenas a esto y muchas lo practican en las comodidades de su hogar o en gimnasios, sin embargo, los clérigos musulmanes no están muy felices con la nueva iniciativa.

En los últimos tiempos, la sociedad de Irán ha ido abriéndose poco a poco y ha aceptado nuevas iniciativas con motivo de mejorar su salud, como la adopción de los gimnasios o clubes para poder cuidar de su cuerpo y mantenerse en forma. La zumba es un baile muy practicado en el mundo por sus beneficios aeróbicos que sirven para tonificar el cuerpo y al mismo tiempo las personas pasan un buen rato.

Las mujeres de Irán lo han ido adoptando rápidamente y en algunas partes de Teherán es común escuchar alguna canción de Ricky Martin o Shakira, cuyas canciones inspiran a las iraníes a mover las caderas y pasar un buen rato. Pero todo esto puede cambiar gracias a un edicto emitido este mes por Ali Mayd Ara, el jefe de la Federación de Deportes para Todos, que es la organización del gobierno que promueve la vida saludable y los deportes. El nuevo dictamen prohíbe a toda costa las clases de zumba por ser contrarias a las enseñanzas islámicas.

La nueva prohibición es parte del plan que nació desde la revolución islámica en 1979, en donde los clérigos musulmanes intentan crear leyes para hacer que la comunidad se mantenga en el buen camino y no pequen. Según sus creencias, el alcohol y los bailes provocativos son un camino directo hacia los pecados, por lo tanto, hay que prohibirlos a toda costa.

Para los religiosos los pecados debilitan a las familias y crean individuos incapaces y corrompidos. Por eso, existen tanta prohibiciones como el que los hombres y las mujeres no socialicen. Pero en los últimos años, la sociedad de Irán ha ido evolucionando hacía otros horizontes en donde la mayoría decide ignorar ese tipo de leyes o bien, romperlas sutilmente. De manera que la sociedad lleva a cabo cosas prohibidas pero en lugares concretos, ocultos y bajo otros nombres.

La prohibición ha sido tomada con molestia por parte de la mujeres iraníes, que no harán mucho caso a lo que dicta la ley y seguirán tomando sus clases de manera oculta mientras que sigan existiendo instructoras que estén dispuestas a enseñar y divertirse.

La zumba está prohibida en Irán y a las mujeres no les importa